Se niegan a cubrir los gastos médicos de un empleado

69
Candelario pide la intervención de las autoridades, para que esta empresa sea castigada.

Salomón Zapata Ascencio, a pesar de que estuvo a punto de morir, la empresa lo dejó sin trabajo; se lastimó cuando se encontraba aserrando madera para la empresa Grupo SIAT, quien realiza obras en las líneas de la Comisión Federal de Electricidad.

El sujeto acusa a la empresa por no querer cubrir sus gastos médicos, además dice que estuvo a punto de perder la vida y estos lo despidieron de manera injustificada al verse afectado por este problema de salud mientras se encontraba laborando.

Salomón Zapata expuso ante los medios de comunicación, que las autoridades competentes intervengan para evitar más abusos y que se le retribuya lo que le corresponde, debido a que esta empresa quien solamente contrato mano de obra escarceguense se ha dedicado a realizar continuamente una explotación laboral con los jornaleros.

Explicó que esta irregular compañía foránea realiza trabajos en las líneas del tendido eléctrico de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que, además del personal que trae, contrata mano de obra escarceguense, pero no le paga lo justo, ni por riesgo ni por el horario, ya que otorga salarios miserables por arduas jornadas laborales de más de 10 horas.

Ante el incidente en el que estuvo a punto de perder la vida, el declarante explico que el día nueve de enero se encontraba aserrando madera, fue entonces que la sierra se atoro y al reactivarla, empujando un palo atorado, realizó mucha fuerza física, lo que le generó una intensa hemorragia por el recto, agravándose la situación al no detenerse y ser llevado de emergencia al Seguro Social.

El trabajador tuvo que ser enviado a la ciudad de Campeche, donde estuvo internado hasta que su salud se restableció y lograron controlar la hemorragia, luego de eso tuvo que realizar más visitas al médico.

Cuando regresó al trabajo, con las incapacidades médicas y demás documentos, los encargados de la compañía le dijeron que ya estaba despedido desde el día de los hechos y ellos no podían cubrir cualquier gasto médico generado ni sueldos, ni nada.

Zapata Ascencio lamentó que este tipo de empresas lleguen al municipio a generar abusos laborales aprovechándose de los escases de trabajo, lo cual genera la necesidad de trabajar pese al poco sueldo que ofrecen.