Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Lunes 24 Septiembre del 2018
cielo claro 20°

Voces

Priístas, la disputa por el poder

Trece futuros senadores priistas (a partir del primero de septiembre) supervivientes de la debacle del primero de julio pasado decidirán quién será su coordinador para el período 2018-24.

Suena a broma, pero con todo y lo desgastado del emblema, la mitad de estos personajes mantiene interés en obtener el respaldo de sus próximos pares.

De los trece senadores, solamente uno, Jorge Carlos Ramírez, ganó el derecho a ser legislador por la vía de las urnas, los restantes, en su mayoría, recibieron en algunos casos el derecho a serlo por herencia de apellidos, como pago de cuotas, de marcha o por ser perdedores en las urnas.

Se advierte entre ellos el favoritismo, uno de los principales daños que arrastró al PRI a vivir una situación como la actual.

Claudia Ruiz, tiene una acelerada carrera política, vinculada a sus apellidos (hija de José Francisco Ruiz Massieu y sobrina de Carlos Salinas), donde ha sido dos veces diputada y una senadora, por la vía plurinominal y la única vez que fue a las urnas, perdió.

Carlos Aceves fue sembrado como pluri, para garantizar el apoyo de la casi inexistente CTM.

Miguel Ángel Osorio recibió el escaño como premio de consolación al no ser candidato presidencial.

Beatriz Paredes es una eterna perdedora que vive de viejas glorias. Vanessa Rubio es una cuota del ex candidato presidencial José Antonio Meade y Eruviel Ávila, recibió el pago a su oriundez mexiquense.

Los seis fueron privilegiados con un escaño a modo.

De los restantes siete, uno ganó de mayoría, el citado Ramírez Marín, mientras que los otros seis llegan al Senado gracias a las benevolentes leyes electorales, ya que perdieron abrumadoramente y se cuelan como primera minoría.

Sylvana Beltrones fue arrasada en las urnas, pero es hija de Manlio Fabio. Manuel Añorve, posición de Manlio; Nuvia Mayorga, protegida de Miguel Ángel Osorio. Mario Zamora, ex director de Financiera Rural; Verónica Martínez, ex dirigente estatal del PRI y Claudia Anaya, ex diputada federal.

 ramonzurita44@hotmail.com

¿Quién presidirá el PAN?

La necesidad de sanar heridas y procurar que cicatricen rápidamente, mueve a los panistas a reanudar el camino extraviado y conseguir la reunificación del partido y sus militantes.

El saldo dejado por el proceso electoral del pasado 1 de julio fue insatisfactorio en todos los sentidos, ya que con excepción de los tres estados (Guanajuato, Puebla y Yucatán) en que ganaron sus candidatos a gobernadores, el resultado fue lamentable.

La candidatura presidencial de Ricardo Anaya provocó encono al interior del partido, resistencia de muchos de sus dirigentes y militantes y rebeldía de otros y hasta motivó la expulsión de algunos más.

Por eso, uno de los primeros actos del partido será encontrar un dirigente nacional que convoque a la reunificación y permita alejar rencores y venganzas desde el interior del partido. Hasta el momento son nueve los militantes que han mostrado interés en asumir el liderazgo o han sido promovidos para ese efecto.

Ernesto Ruffo, Rafael Moreno Valle, Marco Adame y Juan Carlos Romero, gobernaron Baja California, Puebla, Morelos y Guanajuato. Roberto Gil y Ruffo perdieron en el pasado la oportunidad de presidir al PAN; Jorge Luis Preciado y Marko Cortés perdieron en las urnas la oportunidad de gobernar Colima y Michoacán. Héctor Larios y Francisco Búrquez, son actualmente senadores.

De este grupo, se catalogan como favoritos a Romero, quien podría atemperar los encendidos ánimos, mientras que Gil está ubicado dentro del grupo de los rebeldes y Moreno Valle estaría buscando la posibilidad de ser candidato presidencial, repitiendo la historia de Anaya.

¡Sueldos pa´ bajo!

Denuncia al 9933989844 y z-tella@hotmail.com….  Sígueme -estimado lector- en @LaPlataforma0 en FACEBOOK, @LaPlataforma_ en TWITTER y la-plataforma.com EL PORTAL WEB, donde hay más información, fotos y documentación contundente de los casos de corrupción aquí publicados…Uno de los tópicos sobre el plan de austeridad presentado por el PEJIDENTE y refrendado por su virtual secretario de HACIENDA, CARLOS URZÚA, es que “NINGÚN FUNCIONARIO PODRÁ GANAR MÁS QUE EL PRESIDENTE”…Las reacciones no se han hecho esperar, sobre todo el rechazo de los oligarcas que han defenestrado los poderes LEGISLATIVO y JUDICIAL, quienes durante décadas se han servido con la cuchara grande y el plato hondo completo, dizque para ejercer sus tareas…Otro ejemplo, por supuesto, es el de CARLOS ROMERO DESCHAMPS, quien no solo gana más que el PEJIDENTE sino doblemente más durante sexenios, como líder del STPRM y saltando de diputado a senador y viceversa en el CONGRESO DE LA UNIÓN…Precisamente casos como estos, son los que inspiraron el plan de austeridad que pretende llevar a cabo el PEJIDENTE electo…Mismo espíritu con el que hice esta columna ya que mientras millones de mexicanos arrancaron el 2017 y 2018 enfrentando el aumento en los precios del combustible, un dólar caro y un incremento desenfrenado en los costos de la canasta básica y servicios, los altos directivos de PEMEX siguen disfrutando de prestaciones y remuneraciones económicas alejadas del trabajador promedio, tan solo el director general de la paraestatal gana en un día lo mismo que 70 obreros…Por ende todos desde directores hasta subdirectores y alguno que otro gerente VAN PA´BAJO con el asunto de los sueldos…De por sí le meten durísimo la mano al presupuesto que les pagamos los mexicanos, como para que todavía ganen como jeques árabes, sueldo que también pagamos los mexicanos, dicho sea de paso…Aún a pesar de la crisis en la que se dice el sector energético mexicano, en PEMEX hay 35 puestos, algunos de ellos ocupados hasta por 14 personas, cuyos ingresos van de los 100 mil a más de 250 mil pesos mensuales…El equivalente a 15.4 salarios mínimos (de 80.04 pesos) es la percepción aproximada diaria del corrupto director general de PEMEX, CARLOS TREVIÑO, (foto) cantidad que corresponde tan solo al salario ordinario, pero si se incluyen las compensaciones, entonces el titular de la petrolera obtiene al día el equivalente a casi 70 salarios mínimos, es decir, 5 mil 593 pesos…Dichas 35 “claves de puesto”, que perciben entre 100 y los 255 mil 276.15 pesos brutos que CARLOS TREVIÑO obtiene,  incluyen también a cinco directores corporativos, un consejero profesional, catorce gerentes corporativos y catorce subdirectores corporativos, en orden descendiente de ingresos…Pero no solo eso, estos puestos de la cúpula de PEMEX cuentan además con un apoyo en canasta básica (despensa), gas doméstico, gasolina y equipo de telefonía celular…Habrá más.

Pa´bajo también cinco directores corporativos, un consejero profesional, catorce gerentes.

¡No se equivoquen!

Campeche Hoy

Para muchos quienes aún no terminan de entender, la política es un ejercicio de voluntades democráticas plasmadas en cada contienda electoral, donde se logran triunfos con la mayoría de los sufragios en las urnas y derrotas con la ausencia de ello, el pasado domingo 1 de julio, se logra la TERCERA ALTERNANCIA en la Presidencia de la República con el triunfo indiscutible del Lic. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Al margen de resolver algunos aspectos de certidumbre donde esa manifestación de votos no ha favorecido a muchos aspirantes convertidos en parásitos del FENÓMENO AMLO, la vida sigue su ruta cotidiana para retomar las actividades y proyectos puestos en marcha, sin atascos en ambiciones personalistas de algunas inercias trasmutadas que no les funcionó la jugada, caso concreto En el MUNICIPIO DEL CARMEN, donde los radiantes triunfadores en la capital campechana  y el municipio de Candelaria con las siglas del PAN se declaran vencedores y sin crisis de resistencia alagando el papel arbitral del Instituto Electoral del Estado de Campeche, pero en la ÍNSULA DIVINA CON NOMBRE VIRGINAL -CARMEN- descalifican por medio de su ex líder estatal del PAN la aspirante fracasada a senadora por primera minoría Yolanda Valladares Valle y sus amigas de batallas no concertadas a la voluntad de votos, hoy caídas sin las artes traidoras y perversas de su protector caciquil en decadencia, Antonio González Curi y gavilla.

Patético estar ante este espectáculo de intentos de chantajes por parte de oportunistas en militancias sin rubor, ética y moral como la que represento en el proceso, el aspirante del cargo Ing. Ramón Ochoa Peña, exmilitante del PRD, VIOLENTADOR DE LA PAZ SOCIAL EN LAS ELECCIONES LOCALES CUANDO CAMILO MASSA PÉREZ ES DERROTADO POR EL PRI  y se realizan actos de vandalismo, destrucción y chantajes, para preservar privilegios y entrar en una vorágine de logros, cargos y prebendas en el sistema gubernamental del PRI en Campeche; hasta el punto de ser el líder que aprueba, rechazando los reclamos de traición a la patria de los legisladores de MORENA EN CAMPECHE, LA REFORMA ENERGÉTICA QUE DESPOJARÍA DE LA NACÍON EL PETRÓLEO Y MUCHOS EMPLEOS EN CARMEN,  PARA DESPUÉS TAMBIÉN APROBAR LAS CUENTAS PÚBLICAS CARGADAS DE HEDOR A CORRUPCIÓN , SAQUEOS Y RAPIÑA del hoy todavía prófugo de rendir cuentas, pero protegido del capo Manlio Fabio Beltrones como EMBAJADOR DE MÉXICO EN PARAGUAY FERNANDO EUTIMIO ORTEGA BERNES.

No se puede ser democrático solamente cuando se logra ganar y se reciben las constancias de mayoría, sin tener protestas de los derrotados en buena lid, quienes en actos de gallardía y plena conciencia ciudadana reconocen adversidad, si se busca descalificar con el mote de fraude un proceso que les podría ser adverso.

A nivel nacional debo reconocer y lo ponderamos en todos los sentidos, el llamado a la concordia y civilidad del virtual presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, como también aquella gráfica con un profundo mensaje de unidad y estatura política del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, SALUDANDO EN LOS PINOS A QUIEN SERÁ SU SUCESOR POR MANDATO DEL PUEBLO MEXICANO.

Ante los amagos de violencia, intentos de descalificar una elección como única dentro del menú ya resueltos y sin impugnaciones, los evidentes juegos de presión, coacción, conatos de violencia y amagos de crear caos, si al final los votos no son para el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, protegido en las actividades ilícitas de la lotería clandestina de “LA BOLITA” O RAMÓN OCHOA PEÑA, salvaguarda de los intereses de la MAFIA PETROLERA INSULAR, solamente me cuestiono ante ustedes amigos lectores:

¿Estará la dirigencia nacional de MORENA (YEICOLD POLESNKI) patrocinando un nuevo capítulo de enfrentamiento entre hermanos del sureste, para favorecer intereses de viejos aliados caciquiles que (SIN IMPORTAR QUE YA TIENEN Álvaro Obregón y dos carteras en el senado) como es LAYDA SANSORES SANROMÁN, le facilitaron la gubernatura a Ortega Bernés a cambio de poder meter las manos en las arcas gubernamentales los seis años del hoy EMBAJADOR?

¿La dirigencia nacional del PAN ha dado su anuencia para aliarse con los intereses ya citados, para mantener en el chantaje y la virtual violencia en Carmen a YOLANDA VALLADARES VALLE, por haber perdido su escaño desde donde promovería turismo a las playas y cocoteros de la Ínsula petrolera?

¡Mucho cuidado hacer chantajes e ir en contra de la mano tendida de AMLO!

AYER ERA CANDIDATO. HOY ES PRESIDENTE ELECTO DE MEXICO; AHÍ LA DIFERENCIA “CHITOS”.

 

ENRIQUE PASTOR CRUZ CARRANZA

Es el momento de México

Los retos de nuestro país son evidentes, no podemos cegarnos a la realidad; hoy en día la corrupción, la inseguridad y la creciente desigualdad, están a la vista de todos. Yo, al igual que muchísimos mexicanos, estoy indignada con nuestra situación; necesitamos un cambio, y lo necesitamos ya.

Por eso, he decidido depositar mi confianza en la única persona capaz de guiar a México a la estabilidad y al crecimiento. Conozco a Pepe Meade desde hace más de 10 años, coincidí con él en el entonces Colegio Nacional de Economistas, entregando un valioso documento económico a Enrique Peña Nieto, quien era el candidato ganador en ese momento. Pepe se desempeñaba como Subsecretario de Ingresos, y desde el principio noté que era una persona totalmente comprometida con su trabajo.

Desde INDAABIN, pude dar cuenta de su gran visión y probada capacidad, pues durante su segunda designación como Secretario de Hacienda conté con su respaldo en proyectos como la red compartida de telecomunicaciones, demostrando una vez más su liderazgo y colocando a México a la altura de las naciones más avanzadas.

No me sorprende que su impecable trayectoria lo haya traído hasta aquí; después de mostrar una y otra vez ser un gran conciliador, constructor de puentes, y un experto en políticas públicas, lo natural sería dirigir esta Nación.

Estos meses de campaña refuerzan en mí lo que conozco de Pepe: que es una persona con un profundo amor por su tierra, cuya aspiración es poner su capacidad al servicio de los mexicanos. Pude corroborar que no es un político tradicional, su fuerza está en su congruencia, en su experiencia, y en la gran calidad moral que inspiran él y su familia.

Me siento muy honrada por formar parte de esta aventura y profundamente comprometida a seguir su ejemplo desde la Cámara de Diputados. Hoy, más que nunca, les pido que pensemos en el país que merecemos, porque un voto por Meade es un voto por México, y éste, es el momento del México que soñamos.

Corrupción: No la causan los empresarios

Por Mtra. Soraya Pérez

La corrupción es, sin lugar a dudas, una de las mayores preocupaciones de los mexicanos y el mayor reto que tenemos por delante. Nos impide consolidarnos como un país justo e incluyente y, por supuesto, frena el desarrollo. Es un cáncer que no distingue nivel social, económico o político.

Además, la corrupción tiene un precio muy alto. De acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad, las estimaciones de los costos económicos derivados de la corrupción oscilan entre los 400 mil millones y los 2 billones de pesos. Estas cifras son indignantes, por lo tanto, como sociedad deben convocarnos a promover acciones que lleguen hasta nuestro sistema político, repercutan en el presente, pero, sobre todo, en el futuro de México.

Nos encontramos en tiempos electorales y tal parece que la mejor estrategia para incidir en la decisión de los votantes es adjudicar las causas de este fenómeno a ciertos sectores de la sociedad.

Afirmar que quienes generan 9 de cada 10 empleos son los responsables de este cáncer es una declaración irresponsable y que polariza a la sociedad. Es cierto que la voluntad política del Ejecutivo Federal es imprescindible para combatir la corrupción, pero la realidad es que este hecho no es la única solución. La respuesta está en el marco institucional y en la formulación de políticas públicas modernas y eficientes.

Lo que de verdad no abona al diálogo, ni ayudará a impulsar el desarrollo que necesitamos es achacarle los males de México a quienes promueven el dinamismo de nuestra economía: los empresarios. Si de verdad queremos soluciones, tenemos que comenzar por trabajar unidos como sociedad, no dividiendo, polarizando y enfrentando a la población entre sí.

 

 

Trump y el peligro del populismo

By Mtra. Soraya Pérez

En días recientes Donald Trump anunció que movilizaría a la Guardia Nacional para proteger la frontera con México.

Ante estos hechos, el Presidente Peña ha respondido como hombre de Estado, situando el interés nacional por encima de cualquier otro, dejando claro que la dignidad de nuestra patria no se negocia.

Ahora bien, las declaraciones de Trump se inscriben a lo que podríamos llamar “el manual del populista”. Me refiero a un líder que utiliza el descontento político para ganar adeptos, a partir de un discurso que polariza y busca dividir a la sociedad entre buenos y malos.

Trump ha hecho de México uno de sus principales chivos expiatorios, y en su ánimo de ganar adeptos, ha ido lastimando una de las relaciones bilaterales más prosperas e intensas que hay en el mundo.

Basta decir que en 2017 el comercio bilateral ascendió a 557 mil millones de dólares, que la frontera es la más transitada del y que más allá de límites territoriales, hoy existe una vibrante comunidad binacional México-americana que genera miles de empleos. Se trata de un intercambio comercial, político y cultural que ha beneficiado a ambos países, y que no obstante, Trump ha denostado con base en mentiras, promoviendo un discurso de odio.

¿Por qué es importante lo anterior? ¿Por qué debe preocuparnos más allá de la relación bilateral?

Pues bien, porque un riesgo similar se cierne sobre nuestro país, donde un líder populista lleva años promoviendo la división de la sociedad y engañando a los necesitados con ocurrencias que difícilmente podrían tener viabilidad financiera.

Hoy México tiene dos alternativas: optar por el trabajo en equipo como sociedad, u optar por quien promete lo que no puede cumplir. La situación en Estados Unidos constituye un serio llamado de atención, y es un espejo donde mirar lo que podría suceder en nuestro país. En otras palabras, Trump, es también un claro ejemplo del peligro que representa el populismo en México.

Propuestas de un candidato incluyente

ME ALEGRO DE QUE HAYA UN CANDIDATO QUE ESTÁ PROPONIENDO CÓMO LOGRAR UN MÉXICO MÁS INCLUYENTE.
México vive un proceso electoral. Se trata de un momento donde el contraste, la libertad de expresión y la participación ciudadana se conjugan para definir los destinos del país.
Como mujer, me llama la atención que en sus discursos todos los candidatos hablan de la democracia como un valor, pero en sus propuestas sólo uno se ocupa de un sector de la población fundamental para la transformación del país: nosotras las mujeres.
Esa es la visión que expresa José Antonio Meade, quien con sensibilidad social ha delineado una visión concreta, que se acompaña de medidas puntuales en favor de las mexicanas. Y me refiero a ejemplos concretos de lo que propone.
Primero, los créditos a la palabra, que facilitarán que más mujeres arranquemos nuestro negocio y seamos emprendedoras.
Segundo: el otorgamiento de becas con perspectiva de género, para que niñas mujeres continúen con sus estudios y tengan mayor igualdad de oportunidades.
Tercero, la ampliación de los horarios de guarderías, preescolar y primaria, y la mejora en la alimentación y cuidados que se brindan.
Cuarto: impulsar que las trabajadoras del hogar tengan seguridad social.
En suma: me alegro de que haya un candidato que está proponiendo cómo lograr un México más incluyente, donde existan programas y políticas concretas que faciliten que nosotras, las mujeres, podamos desarrollar todo nuestro potencial, y con ello, contribuir a la prosperidad y el crecimiento económico de México.

¿Por qué es importante que haya mujeres legislando?

Ésta es una ocasión especial porque a partir del día de hoy “Entre números” podrá ser leída en todos los medios de Grupo Cantón en el sureste y centro del país, por lo que quiero iniciar mi columna haciendo un cálido y profundo agradecimiento a Don Miguel Cantón Zetina, Director de este gran equipo por brindarme este espacio. Estimado Miguel, tu amiga y paisana se siente muy honrada y arropada, estoy convencida de que juntos continuaremos incidiendo para bien de los lectores de nuestro país, compartiendo ideas, información crítica y de alto nivel, pero sobretodo y lo más importante, muy cercana a la gente y con ello, motivaremos a nuestras amigas y amigos a seguir consolidando el México que sí es posible, un México incluyente y bien informado.

Ahora bien, el Congreso es, por excelencia, el espacio donde está representada la pluralidad de visiones y puntos de vista que habitan y conviven en nuestro país. Es, o debería ser, la casa de los acuerdos, donde se privilegian las coincidencias por encima de las diferencias. Lo anterior, con el fin de contribuir a generar soluciones incluyentes y de largo alcance a los problemas que aquejan a nuestro país.

El Poder Legislativo no es sólo un órgano de deliberación; también es un espacio en el cual, mediante la creación de leyes, se toman decisiones y se diseñan políticas públicas, sin dejar de mencionar que también es donde se define el presupuesto, que es lo que fija rumbo y prioridades de un gobierno.

En suma, lo que sucede o deja de suceder en el Congreso, tiene grandes implicaciones de cara a los desafíos nacionales, muchos de los cuales, están relacionados con los derechos de nosotras, las mujeres.

Me refiero a obstáculos que enfrentamos en el día a día y que van desde la violencia de género (el 66% de las mujeres de 15 años ha sufrido al menos un incidente de violencia en su vida) o la injusta brecha salarial (una mexicana suele ganar 30% menos que un mexicano por el mismo trabajo), hasta la enorme desigualdad en el acceso a oportunidades (¿en cuántas familias no persiste la idea de que sólo el niño siga estudiando, porque la niña se va a casar y atender el hogar?), y en las organizaciones, las mujeres están predestinadas a puestos de nivel medio o secretariales, o las limitaciones a su participación en la vida pública.

En este último punto, hay que reconocer que, gracias a la reforma político-electoral impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto, hoy a nivel federal hay más mujeres legisladoras que nunca antes, lo cierto es que esta transformación aún debe llegar a cada rincón del territorio.

No se debe perder de vista que las limitaciones al desarrollo de las mujeres, son limitaciones al desarrollo del país, y que México solo puede desplegar todo su potencial económico, en la medida en que lo pueda hacer el 52% de la población, conformado por nosotras, las mexicanas. Las mujeres somos, en muchísimos casos, el sostén de nuestras familias, comunidades y espacios de trabajo, aportamos parte de una visión que enriquece, y por tanto, necesitamos que nuestra voz y experiencia se refleje en los distintos ámbitos económicos, y sobre todo políticos.

Al respecto, la evidencia a nivel nacional e internacional es muy clara: cuando podemos actuar con libertad, ejercer nuestros derechos, emprender, opinar y participar en la toma de decisiones, entonces se genera mayor prosperidad en la sociedad.

Pero para que ello sea posible, hay que vencer muchos obstáculos que en México aún tenemos. Concretamente, hay que vencer prácticas y estigmas que limitan nuestra contribución al bienestar social. Se trata de una tarea de Estado, que no acepta demagogias, voluntarismos, ni decisiones unipersonales. Y en la que, por sobre todo, el Poder Legislativo está llamado a jugar un papel clave.

Por eso el Congreso debe estar integrado por más mujeres preparadas, que hayamos vivido en carne propia la desigualdad, y que tengamos la claridad conceptual, la capacidad técnica y la voluntad política para convocar a la suma de esfuerzos y el diseño de políticas y programas incluyentes que contribuyan a vencer las barreras de género, que no son otra cosa sino barreras al progreso de México.

¡Hasta nuestro próximo encuentro!

*Expresidenta de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C. Sígueme en Twitter @PerezSoraya

AMLO: fortalezas y debilidades

Tocó el turno a Andrés Manuel López Obrador de formalizar lo largamente sabido y trabajado: su tercera candidatura en busca de presidir México.

Lo hizo de manera parecida a los “destapes” de José Antonio Meade en el PRI y de Ricardo Anaya en el frente tripartita, con todas las cartas procesales internas acomodadas para garantizar la viabilidad de su postulación y con promesas discursivas esperanzadoras para sus auditorios particulares.

En esta ocasión no va por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sino por un partido propio, casi personal, el denominado Morena.

Arranca en una posición privilegiada, como en sus dos intentos anteriores (aunque, en esta etapa de “precampaña” tal vez tenga un simulacro de opositor, José Francisco Mendoza Saucedo, quien fue capitán de marina mercante).

Y, ahora, a su franja de voto duro ha de sumarse el extendido descontento de quienes ya no desean más administraciones priistas o panistas, hasta ahora tan estruendosamente fallidas.

Una primera lectura podría sugerir que las condiciones para una victoria de López Obrador son más propicias que nunca.

No tiene contrapesos ni obstrucciones partidistas, como sucedió en 2006 y 2012, cuando hubo de lidiar con la voracidad de las corrientes perredistas, sobre todo la de Los Chuchos, y con las exigencias del Movimiento Ciudadano y del Partido del Trabajo (este acompaña de nuevo a AMLO, pero en una condición maltrecha, casi agónica)./

Además, la desesperación ciudadana potencia el rechazo a las opciones partidistas ya fracasadas (PRI y PAN) y fomenta de manera exploratoria la caracterizada por un viejo conocido en las urnas, el tabasqueño que en esta ocasión ha adelgazado notablemente sus planteamientos originales para cargarse hacia el centro o abiertamente hacia una derecha inconfesa, disfrazada de futuras consultas o encuestas sobre temas delicados (uno de ellos, la amnistía a infractores), sosegadora de inquietudes empresariales y bancarias y promisoria de amnistía a la clase política.

De acuerdo con la fotografía política del instante, podría decirse que López Obrador cuenta con un apoyo popular que en un sistema mínimamente democrático debería llevarlo a la Presidencia de la República.

Sus adversarios se pelean por el segundo lugar, reconociendo la primacía de quien fundó y, hasta ayer, presidía Morena (en su lugar queda Yeidckol Polevnsky, operadora política rigurosamente apegada a la línea definida por el jefe): el PRI dice que la final será entre este partido y el de Regeneración Nacional, y el frente tripartita (PAN, PRD y MC) asegura que esta formación será la que pelee el triunfo frente a AMLO.

Las encuestas de opinión también muestran una tendencia sostenida a favor del exjefe del gobierno capitalino.

Justamente en reacción a tal fuerza y arrastre, que llevará muchos votos genuinos a las urnas, hay una especie de confederación de factores e intereses cuyo principal objetivo es impedir que llegue a la silla presidencial el nacido en Tepetitán, Tabasco.

El PRI-Los Pinos parece decidido a repetir el modelo de fraude electoral practicado exitosamente en el Estado de México para imponer al primo Alfredo del Mazo (si se confirma que Vanessa Rubio pasa de la subsecretaría de Hacienda a la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social, en sustitución del compadre Luis Miranda, será la seña inequívoca de que esa colaboradora de toda la confianza de José Antonio Meade volcará los recursos asistenciales a la campaña de tres colores).

Además, está en curso la consolidación del nuevo plan B, con Ricardo Anaya como simulación de la verdadera candidatura “antisistema”.

A pesar de sus firmes antecedentes de colaboración y complicidad con las políticas peñistas, el joven queretano se ha ido alejando estratégicamente de ese ámbito e incluso ha vivido un golpeteo mediático, relacionado con presuntos actos de corrupción, personales y familiares, que los mismos promotores oficiales no sostuvieron, dejando así al llamado “Chico Maravilla” en condición de víctima (con una resolución judicial, en primera instancia, a su favor).

El espejismo “antisistema”, en versión moderada, de la coalición electoral denominada “Por México al frente”, busca compartir con López Obrador la etiqueta contestataria.

Los pilares de esa presunta oferta de cambio verdadero son panistas que ya han mostrado su ineficacia y sus complicidades en cargos de poder, perredistas acostumbrados a las negociaciones cupulares para fines particulares, y miembros de un partido, Movimiento Ciudadano, que como el Verde, el Panal y nuevas creaciones como el de Encuentro Social (PES, en tratos con Morena) juegan a las alianzas en planos subordinados, para mantener prerrogativas, financiamiento público y cargos negociados.

En medio del jaleo electoral ya muy definido en el primer plano, con tres opciones partidistas con fuerza estructural, y la probable participación en segundo plano del “independiente” Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, y tal vez de Margarita Zavala (reducida, por la realidad, a su verdadera dimensión), sigue adelante la pretensión (otra faceta de la confederación de factores contra el voto libre en 2018) de aprobar en el Senado, a como dé lugar, la Ley de Seguridad Interior.

Cada día se suman opiniones fundadas contra ese paso de militarización que en su defensa trata de imponer el tambaleante régimen. En todo caso, la marrullería de los controladores de la cámara de senadores ofrecerá algunos cambios en la redacción del texto polémico, para dejar tramposa constancia de que se “escuchó” a los opositores y se atendió el “diálogo”. Con esos “cambios”, el PRI y sus aliados senatoriales intentarán consumar el golpe este viernes, ya con la población metida en las celebraciones de temporada.

Y, viendo que Ricardo Monreal tuvo ayer una sigilosa reaparición en las filas morenas, durante el acto de registro de López Obrador como (pre)candidato presidencial, y que hoy dejará la jefatura de la delegación Cuauhtémoc, para sumarse a la campaña del tabasqueño, según eso, sin cargo alguno, ¡hasta mañana!