Síguenos

¿Qué estás buscando?

Noticias

Quisieron acabar con Pemex y CFE, y no se va a permitir.

NOTICIAS. “El propósito era privatizar por completo el sector energético nacional, es decir, acabar con CFE y Pemex. La gente votó por un cambio, nosotros planteamos que no íbamos a mantener la política de privatizaciones y es lo que estamos haciendo, y vamos a fortalecer a la CFE y Pemex porque son dos empresas públicas importantísimas para el desarrollo económico de México. Eso es lo que está sucediendo, desde luego es legal la controversia y vamos a defender lo que consideramos justos”

El presidente sostuvo que su gobierno está abierto al diálogo y hablará con todas las empresas estadounidense para llegar a un acuerdo sobre los asuntos de competitividad.

Las inconformidades de la Asociación de Fabricantes Estadounidenses de Combustible y Petroquímicos son válidas, pero no se está violando ningún ordenamiento legal, se está poniendo orden, porque hubo excesos y mucha corrupción en el sector energético, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por esa corrupción que imperaba en la Comisión Federal de Electricidad, en Petróleos Mexicanos, se afectó mucho al pueblo de México porque toda esa corrupción se sostenía con el cobro de tarifas elevadas de energía eléctrica, el aumento constante en el precio de los combustibles, gasolinazos, el pueblo pagaba los platos rotos”, agregó.

PONEN ORDEN
El mandatario federal reiteró que su administración está poniendo orden y lo va a seguir haciendo, respetando el marco legal, apegándose a lo que establecen los acuerdos comerciales y el T-MEC.

“Lo que se acordó en el tratado, esto es importante decirlo para que no se malinterpreten las cosas, cuando estaba de presidente electo y habían comenzado las negociaciones, nos opusimos a que se estableciera en el tratado un capítulo que ya estaba aceptado por el gobierno anterior para integrarnos por completo en materia energética. Eso llevó a que en nuestro carácter de observadores en ese entonces en la negociación, nos retiráramos de la mesa”, relató.

Por esa corrupción que imperaba en la Comisión Federal de Electricidad, en Petróleos Mexicanos, se afectó mucho al pueblo de México porque toda esa corrupción se sostenía con el cobro de tarifas elevadas de energía eléctrica, el aumento constante en el precio de los combustibles, gasolinazos, el pueblo pagaba los platos rotos”, agregó.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El mandatario federal reiteró que su administración está poniendo orden y lo va a seguir haciendo, respetando el marco legal, apegándose a lo que establecen los acuerdos comerciales y el T-MEC.

“Lo que se acordó en el tratado, esto es importante decirlo para que no se malinterpreten las cosas, cuando estaba de presidente electo y habían comenzado las negociaciones, nos opusimos a que se estableciera en el tratado un capítulo que ya estaba aceptado por el gobierno anterior para integrarnos por completo en materia energética. Eso llevó a que en nuestro carácter de observadores en ese entonces en la negociación, nos retiráramos de la mesa”, relató.

“Luego de un tiempo, y es de las cosas que le tengo que reconocer al presidente Donald Trump, se aceptó que se hiciera a un lado ese capítulo, que era por cierto bastante extenso. Ya estaba acordado por el gobierno anterior de México y sólo quedaron dos párrafos en los que se establece que México es un país independiente en el manejo de sus recursos energéticos y en particular el petróleo”, agregó.

Te puede interesar

Advertisement