Síguenos

¿Qué estás buscando?

Negocios

Las personas quedan con poco dinero después de las fiestas de fin de año.

César Salazar López, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que la población mexicana en situación económica precaria vivirá la llamada cuesta de enero durante 2021, es decir, no solamente en el primer mes, sino todo el año.

“En México tenemos una sociedad tremendamente segmentada, las diferencias de ingresos entre familias son abismales entre quienes ganan un salario mínimo o menos, y aquellos que tienen ingresos superiores”.

El especialista dijo que enero se caracteriza por ser complicado en términos económicos por los gastos de fin de año, situación que se agudizó por las consecuencias de las emergencia sanitaria.

“Hay gente que dado su bajo nivel de ingresos y de precarización vive todo el año una cuesta de enero, esta lucha de ver cómo salir adelante con el ingreso que percibe”.

Salazar López resaltó que el número de mexicanos en condición de pobreza, que de acuerdo con el Coneval es del 50%, se incrementó significativamente debido a la crisis por la que atraviesa el país.

¿Qué hacer para no endeudarse?

El especialista recomendó que para no endeudarse es necesario no financiar el gasto corriente mensual del hogar, incluso de bienes durables, con tarjeta de crédito.

“Si se usa la tarjeta de crédito lo adecuado es pagar, al menos, los intereses y un poco de capital al mes, además ser puntuales en los pagos, ya que las comisiones asociadas a los créditos pueden ser significativas porque se va acumulando al crédito y se termina pagando una barbaridad que no tuvo que ver con lo que se consumió con la tarjeta”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

También señaló que algunas personas no pueden acceder a tarjetas de crédito, por lo que “las personas recurren a otro tipo de financiamiento no convencional como cajas de ahorro y tandas, aunque lo ideal es evitar estas opciones para cubrir gastos mensuales de los hogares, pues existe el riesgo de que sean fraudulentas”, alertó.

Salazar López dijo que antes de buscar recursos por esos medios, lo mejor es que las familias reestructuren sus gastos, por ejemplo: evitar consumir servicios no indispensables para la vida diaria, a fin de economizar.

Además, antes de solicitar préstamos prendarios es indispensable conocer cómo se va a valorar el bien a empeñar, porque mientras más comercial sea probablemente tenga mayor valor; tener información clara de la tasa de interés que se cobrará, hacer los refrendos necesarios e incluso ser cuidadosos de no incurrir en deudas que puedan arrastrarse aún más.

Te puede interesar

Advertisement