Síguenos

¿Qué estás buscando?

CIENCIA

El prototipo se estrelló al caer a la plataforma de aterrizaje.

El aterrizaje de la Starship SN9 de SpaceX sobre la plataforma A en Boca Chica, Texas, tuvo una anomalía por lo que falló y explotó este martes 2 de febrero.

La nave despegó, ascendió unos 12 kilómetros y al tocar tierra explotó creando una gran bola de fuego.

“Volvimos a tener otro gran vuelo. Sólo tenemos que trabajar un poco en el aterrizaje”, manifestó el locutor de SpaceX durante la transmisión en vivo.

El cohete fue autorizado para despegar desde Boca Chica, Texas, por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos. Las autoridades retrasaron ese permiso después de revelar que el último lanzamiento de la compañía había violado los términos de su licencia.

Despegue sin contratiempos

El cohete despegó sin problemas hacia las 14:30 horas, tiempo de México, y apagó progresivamente sus motores al alcanzar una altura de 12 kilómetros, para luego realizar una serie de maniobras de prueba en posición horizontal “belly flop”.

Fue cuando el cohete intentó volver a la posición vertical para aterrizar cuando empezaron los problemas, ya que las imágenes muestran que entró demasiado rápido y en un mal ángulo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Después de este segundo accidente de sus cohetes, el fundador de la compañía, Elon Musk, estuvo inusualmente callado en las redes sociales, tras anunciar el lunes por la noche que estaba “fuera de Twitter por un tiempo”.

Primera explosión en diciembre

Se trata de la segunda explosión de este tipo, ya que el último prototipo sufrió un destino similar en diciembre pasado.

El pasado 9 de diciembre, el prototipo de nave espacial SN8, en el marco de una prueba de vuelo suborbital a gran altitud, no logró aterrizar satisfactoriamente y terminó explotando. La prueba se desarrolló en el condado de Cameron, estado de Texas, en Estados Unidos.

El objetivo era lanzar el Starship a una altitud de 12.5 kilómetros, la mayor hasta ahora, y posteriormente regresar la nave para un aterrizaje vertical. Este suave descenso se esperaba fuera sin motor, similar al de un paracaidista.

La compañía ya ha realizado cinco vuelos de prueba del Starship, pero esos modelos previos, más simples, no han subido a más de 150 metros. La versión de acero en la plataforma de lanzamientos del martes fue la primera con una nariz de cono, flaps en el cuerpo y tres motores Raptor.

Este tipo de transporte está conformado por dos elementos completamente reutilizables: una nave espacial de acero inoxidable de 50 metros, llamada Starship, y un cohete gigante llamado Super Heavy.

Por su parte, la empresa fudada por Elon Musk anunció este lunes su plan de enviar la primera misión al espacio con tripulación exclusivamente civil, lo que representa un gran paso de la compañía en su ambición de impulsar los vuelos espaciales privados y la incipiente industria del turismo espacial.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La misión se realizará a bordo de la nave espacial Dragon, y contará con cuatro tripulantes, con Jared Isaacman, fundador de Shift 4 Payments, a la cabeza. SpaceX anunció que la misión se llevará a cabo durante el cuarto trimestre del año.

 

Te puede interesar

Internacional

Advertisement