Síguenos

¿Qué estás buscando?

nacional

El 2020 se consolida como el año con más víctimas de feminicidio

El 2020 fue el año con más víctimas de feminicidio en México desde que se tiene registro, confirmó este jueves el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) al presentar su Análisis del Comportamiento de Delitos. El reporte del ONC coincide con las cifras publicadas este miércoles por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), en las que se tiene a 969 víctimas de feminicidio en todo 2020, la cifra más alta desde 2015, cuando se empezó a clasificar este delito.

En conferencia de prensa, Francisco Rivas, director general del Observatorio, destacó que el feminicidio es un delito que se sigue investigando poco, y aún así las cifras muestran un aumento significativo a partir de 2018. ‘A pesar de las deficiencias aún existentes en el registro e investigación de los feminicidios, porque todavía tres de cada cuatro se investigan como homicidio doloso de mujer, 2020 fue el año con más víctimas de este delito desde que se tiene registro’, reafirmó. Según el análisis presentado, en 2020 los feminicidios disminuyeron solo 0.76% con respecto a 2019, siendo Colima la entidad con la mayor tasa de este delito. El documento del ONC destaca que 2019 y 2020 fueron los años más violentos para las mujeres, niñas, niños y adultos mayores, fenómeno que Rivas atribuye al abandono de las políticas de protección, a la minimización de la violencia de género y a que hay resistencia por parte de las autoridades de investigar los asesinatos violentos de mujeres como feminicidios, como mandata la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Por ejemplo, en 2020 la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGEV), reclasificó 49 carpetas de investigación de feminicidios como homicidio doloso de mujer justificando que no se detectaron las razones de género en el crimen, mientras que otros casos se determinaron como ‘hechos no constitutivos de un delito”.

Situación general de violencia
Cuando el ONC solicitó vía transparencia información de estos casos, ni la Fiscalía estatal ni el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) pudieron aclarar técnicamente, ni caso por caso, por qué se determinó la ausencia de razones de género. Cabe señalar que Veracruz se ubica como la segunda entidad con más feminicidios registrados en 2020 (87); la primera es el Estado de México, con 151 víctimas, de acuerdo con el SESNSP. Rivas también presentó el análisis sobre los homicidios dolosos que disminuyeron 1.28% en tasa por número de habitantes con respecto a 2019, pero en números absolutos solo bajó 0.4%. Además, el narcomenudeo también se consolidó como uno de los delitos de mayor impacto que más creció en 2020. El activista explicó que esto se debe a que no se está combatiendo al crimen organizado. ‘Quien sigue matando en nuestro país es la delincuencia organizada, y no se le está combatiendo, por lo que es probable que 2021 supere a 2020 en homicidios dolosos’, alertó el director del Observatorio. En este sentido, destacó que la violencia en 2020 se mantuvo en máximos históricos pese a ser el ‘año de la pandemia’ en México, por lo que si este año, refirió, se regresa a las actividades normales, la incidencia crecerá todavía más. ‘En 2020, se mantiene un máximo histórico de violencia. Si en este año regresamos a las actividades normales, nos encontraremos en peligro, porque hay menos recursos para la seguridad, mayor problemática económica y mayor impunidad’, consideró.

Fue un año decepcionante. No hay una disminución real de las condiciones imperantes de violencia en nuestro país.
Francisco Rivas criticó que reportes mensuales que presentan los titulares de Seguridad no coinciden con la situación de violencia que enfrenta el país, sino que exhiben una ‘comunicación política’ que no se sustenta en datos. También mencionó que es preocupante la militarización que persiste en México, pues además de mantener a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, se les encomiendan otras labores administrativas y se refuerza su poder con la exoneración de sus altos mandos, como ocurrió con el general Salvador Cienfuegos. Rivas concluyó que en los últimos dos años no ha habido un cambio sustancial en la estrategia de seguridad y, por ende, no se ha cumplido con la promesa de disminuir la violencia.

Te puede interesar

Advertisement