EL PAN, MAL Y DE MALAS… VIENE EL 2021

100

CAMPECHE. El panismo, todo, se resquebraja y alcanza al ‘enconchado’ bastión campechano que ‘sueña’ con hacerse de la gubernatura del estado de la mano del PRI, aún y cuando ambos estén tan salpicados y embarrados como nunca por el lodo de la corrupción .

El PAN de los Mouriño que no acaba de digerir el ‘fracaso’ de Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, por no conseguir la franquicia de su proyecto de “partido “ – México Nuevo -, languidece ahora por los ‘errores’ de los ‘suyos’ exhibidos a nivel nacional,  y lo peor, por evidencias entregadas por los propios panistas.

Así que el golpe al PAN – y ya ni se diga al PRI – por la declaración ministerial “cantada” en la FGR por el Coordinador Ejecutivo de Pemex en la administración de Emilio Lozoya, Froylan García Galicia y que involucra de manera contundente a personajes del
blanquiazul, llega en el momento menos propicio, por la víspera de la elección al gobierno campechano.

Esta situación alcanza, inclusive, a Eliseo Fernández Montufar,
hasta ahora el “candidato natural” del blanquiazul, pero también podría acelerar su salida del partido por el chantaje del exgobernador Alejandro Moreno – hoy dirigente nacional del PRI – quien ha condicionado la alianza con el PAN, a nivel nacional, siempre que el candidato al gobierno sea su sobrino Christian Castro Bello.

EL “ATORÓN” AL PAN
Se ha documentado que además de dinero, los panistas pedían
contratos de Pemex para algunas empresas. El testimonio rendido ante la FGR por Froylán Gracia Galicia, con el modelo de ‘declaración ministerial de Gracia’, ha dejado al “desnudo” a los panistas Francisco Javier Cabeza de Vaca, Roberto Gil, Ricardo Anaya y Felipe de Jesús Cantú.

Se dice que el Coordinador Ejecutivo de Pemex en la administración de Emilio Lozoya.  Según el dicho del ex funcionario de Pemex, los panistas ‘abogaron’ en distintos momentos por adjudicaciones de contratos para empresarios conocidos.

Dijo que : “Ellos negociaban con Luis Videgaray la reforma energética y me hicieron saber en diversas ocasiones, charoleando o intimidándome con que le dirían a Videgaray que no los estábamos ayudando con los contratos para las empresas que controlaban o aquellas que les darían algo a cambio de ser beneficiadas”.

El 9 de septiembre pasado, habría dicho que Cabeza de Vaca solicitó la adjudicación de un contrato para una empresa conocida “indicándome que no me equivocara ya que ésta contratación era indispensable para las negociaciones que se llevaban en la reforma energética”. Y puntualizó el testigo: “La instrucción fue
recíbelos , escúchalos, atiéndelos y dales largas”