Prueba rápida para detectar COVID-19

19

La Universidad de Oxford espera iniciar con las pruebas del dispositivo a principios del próximo año.

Científicos de la Universidad de Oxford de Gran Bretaña han desarrollado una prueba rápida de COVID-19 capaz de identificar el coronavirus en menos de cinco minutos y agregaron que podría usarse en pruebas masivas en aeropuertos y empresas.

La universidad informó que espera iniciar con las pruebas del dispositivo de prueba a COVID-19 a principios de 2021 y tenerlo avalado para que esté disponible seis meses después.

El dispositivo es capaz de detectar el COVID-19 y distinguirlo de otros virus con alta precisión, dijeron los investigadores en un estudio previo.

El profesor Achilles Kapanidis, del Departamento de Física de Oxford, señaló que “nuestro método detecta rápidamente partículas virales intactas” y esto significaría que la prueba sería “simple, extremadamente rápida y rentable”.

Efectividad de las pruebas
Las pruebas rápidas de antígenos se consideran clave para implementar pruebas masivas, pero las que existen actualmente son menos precisas que las pruebas de PCR molecular que se utilizan.

La empresa Siemens Healthineers lanzó el miércoles pasado un kit de prueba rápida de antígenos en Europa para detectar infecciones por coronavirus, pero advirtió que la industria puede tener dificultades para satisfacer un aumento en la demanda.

Los funcionarios de Salud de Gran Bretaña han advertido que el mundo tendrá que vivir con el coronavirus incluso si se desarrolla una vacuna.

La doctora Nicole Robb, de la Escuela de Medicina de Warwick, aseguró:

“Una preocupación importante para los próximos meses de invierno son los efectos impredecibles de la co-circulación del SARS-CoV-2 con otros virus respiratorios estacionales”

Y enfatizó:

“Hemos demostrado que nuestro ensayo (prueba) puede distinguir de manera confiable entre diferentes virus en muestras clínicas, un desarrollo que ofrece una ventaja crucial en la siguiente fase de la pandemia”

Los esfuerzos de diferentes países así como de distintos laboratorios alrededor del mundo por encontrar una vacuna contra el COVID-19 o implementar pruebas rápidas avanzan conforme la epidemia sigue causando miles de muertos e infectados.