Los estudios de tomografía del tórax son imprescindibles para el diagnóstico oportuno por COVID_19.

29

El científico del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Guillermo Prado Villegas, mencionó que la atención médica temprana, aunada a estudios de tomografía del tórax, son imprescindibles para el diagnóstico oportuno de COVID-19, pues permiten visualizar los cambios pulmonares característicos de la neumonía atípica, así como de las afecciones cardíacas, aún en pacientes asintomáticos y/o pruebas negativas de detección del SARS-CoV-2, por lo que son muy útiles para detectar la enfermedad y valorar la gravedad del daño pulmonar.

Prado afirmó que, aún cuando las pruebas de Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR) y determinación de anticuerpos sean negativas, las tomografías son herramientas de gran utilidad, ya que muestran el daño generado por SARS-CoV-2, incluso en personas asintomáticas, quienes repentinamente presentan dificultad para respirar y en algunos casos fibrosis o necrosis del parénquima pulmonar.

El investigador de la Escuela Superior de medicina (ESM) hizo un llamado a la población para no postergar la atención médica.

“Hay personas que creen tener un cuadro faríngeo, gripe o tos habitual, cuando realmente cursan con una enfermedad grave y ya tienen neumonía, destrucción del tejido pulmonar, bullas (espacios que carecen de pared epitelial), neumotórax, abscesos o paquipleuritis y diversos grados de fibrosis pulmonar” Guillermo Prado Villegas, investigador del IPN

El doctorando en investigación médica señaló que el manejo temprano de la neumonía atípica es primordial para limitar la gravedad de la afección.

“El uso de esteroides ha mostrado disminución en la morbimortalidad de pacientes con COVID-19, pero es importante recibir terapia pulmonar, la cual debe ir de la mano de broncodilatadores y técnicas de rehabilitación para preservar la mayor cantidad posible de tejido y reducir las secuelas”Guillermo Prado Villegas, investigador del IPN

Muertes por COVID-19 en México

Con datos del día jueves 8 de octubre, en México han fallecido 83 mil 96 personas a causa del coronavirus, además se registran más de 800 mil casos positivos y hay más de 500 mil recuperados.