SON NUEVE MUNICIPIOS BAJO EL AGUA

17

Con 9 municipios bajo el agua; Campeche se encuentra en alerta roja, luego que el gobierno del estado tardó en reaccionar ante los embates de la tormenta Gamma y ahora con las afectaciones del huracán Delta. Con los primeros afectos de Gamma quedaron inundados Carmen, Candelaria, Escárcega y Palizada, pero con el paso de Delta aumentaron las inundaciones en otros 5 municipios: Calkiní, Hecelchakán, Tenabo, Hopelchén y Calakmul.

Las compras de pánico se apoderaron de las familias campechanas, ante la llegada del Huracán Delta, las mayores afectaciones
se registraron en Palizada, donde el río se desbordó y más de 40 viviendas están bajo el agua, igualmente en Tenabo las lluvias
torrenciales ocasionaron que 45 familias se inundaran mientras, en Hopelchén más de 12 predios tuvieron que salir de sus casas
para resguardarse en los techos, por temor a la inseguridad y a pesar de que se activaron refugios temporales en ninguno de los
municipios las familias quisieron resguardarse, y prefirieron quedarse en sus hogares.

El gobernador Carlos Aysa y su gabinete aún no alcanzan a entender como no emitieron la alerta a tiempo, ya que la tormenta
Gamma fue la primera en llegar a Campeche y ya tenían el antecedente de Cristóbal en meses anteriores. No hubo coordinación entre los funcionarios y hasta el momento solo observan como el ejército nacional Plan DN-III-E se distribuyen de manera coordinada para auxiliar a cientos de familias.

Mientras, en Carmen vecinos mostraron su inconformidad por la falta de ayuda que nunca les llegó por parte del edil Óscar Rosas quien se refugiaba en sus oficinas del agua y no se les ha visto en las calles. Los vecinos lo criticaron y exigieron que así como recorrió las calles por el voto debería ir hoy que necesitan ayuda. Para el día de hoy se esperan más afectaciones por el paso del Huracán “Delta” ciudadanos en redes sociales exponen que se espera que la indolencia con la que actúa el gobernador Carlos Aysa cambia para el bien de todos los pobladores ya que se encuentran dentro del agua y el ejecutivo estatal no sale de sus oficinas, exigen que cambie de actitud y se solidarice con su pueblo.