Cempoalxochitl (mejor conocida como flor de cempasúchil)

13

Cempoalxochitl (mejor conocida como flor de cempasúchil), de origen náhuatl, significa “flor de veinte flores”… Esta flor es, desde la época prehispánica, la que adorna altares, ofrendas y entierros dedicados a los muertos. Los mexicas consideraban que era una flor parecida al Sol, que iluminaba y embellecía el camino de los que vienen del Mictlán, el inframundo. En este contexto, es usada en ofrendas del Día de Muertos.

De acuerdo con la mitología mexica, las mujeres decoraban su cabello con guirnaldas elaboradas con la flor de cempasúchil, que usaban durante la ceremonia en honor a Cihuacóatl, la “recolectora de almas”, mitad mujer, mitad serpiente, protectora de la raza y madre que lloraba la muerte de los dioses mexicas.

La historia de la flor de cempasúchil

Los primeros registros en lengua española de esta mítica planta datan de mediados del siglo XVI en el códice Florentino y en los relatos de la Historia General de las Cosas de la Nueva España, escrito por San Bernardino de Sahagún entre los años 1540 y 1580, aunque hay registro de ella gracias restos de ADN en ofrendas halladas en el Templo Mayor que han dado muestra de uso, no solo en festividades fúnebres, sino también en ceremonias, remedios médicos, ofrendas de alta alcurnia y comida tradicional.

La flor de cempasúchil se bebe en pulque o atole, se prepara en tortillas y guisos, en algunas comunidades aún se le da un uso medicinal como analgésico, en té para la gripa o antiespasmódico para cólicos e indigestión, inclusive, se utiliza para tratar problemas de la piel como verrugas, salpullido y llagas, cuentan las abuelas.

Puebla el mayor productor de flor de cempasúchil

En México, Puebla es el estado que ocupa el primer lugar en la producción de la flor de cempasúchil que se utiliza en la tradicional decoración del Día de Muertos, se estima que se producen 17 mil toneladas al año, con lo que se posiciona el estado con un 76.6 % a nivel nacional.

La pata de león en Día de Muertos

Además de la flor de cempasúchil, la pata de león o terciopelo también se usa en Día de Muertos, la cual es adorno en altares de niños y mujeres, pues se dice que en ellas descansan sus ánimas luego de atravesar 13 niveles para llegar al mundo de los vivos.

Las flores adornan calles y pórticos, en Michoacán las canoas, en Xochimilco las trajineras, en arcos o en los trece pisos de las ofrendas tradicionales, recubren el camposanto, comparten posición con las velas, son compañeras de calaveras de dulce y chocolate, sus aromas recorren las calles y anuncian el Día de Muertos.