Xitlali era enfermera, combatía al COVID-19 y hoy fue localizada sin vida

62

El pasado 30 de septiembre, Xitlali salió de su casa en el Fraccionamiento Paseo de las Gaviotas de Altozano para acudir a pagar el servicio de agua potable.

Aproximadamente a las 14:30 horas, informó a su familia que ya iba de regreso a su vivienda, para compartir los alimentos con su hijo, de 11 años de edad; sin embargo, Xitlali no regresó a casa.

Esto se sabe de la desaparición de Xitlali

La enfermera iba a bordo de un vehículo Mercedes-Benz, color blanco, el cual ya fue localizado en el municipio vecino de Cuitzeo. En él, no se encontraron indicios que pudieran dar con el paradero de Xitlali.

La última ubicación que arrojó su teléfono móvil fue en las inmediaciones de un reconocido hospital privado, que, de acuerdo a su familia, no tiene relación con su entorno laboral.

Xitlali, refirió su familia, laboraba para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en otras instituciones privadas, donde, en los últimos meses, luchó contra la crisis sanitaria que enfrenta el país por el COVID-19.

“Estamos dentro de las 72 horas de su desaparición. Como madre de Xitlali, hago un llamado a la ciudadanía, a los medios de comunicación locales, estatales y nacionales para que se solidaricen con mi búsqueda”, expresó Lucina Ballesteros, madre de Xitlali, previo a que se informara su localización sin vida.

La localizaron en Guanajuato

Informes preliminares refieren que Xitlali fue ubicada en el municipio de Yuriria, Guanajuato, a 65 kilómetros de Morelia, Michoacán.

Su cuerpo, presuntamente, mostraba huellas de violencia, por lo que se sospecha se trató de un homicidio.
Su familia aseguró que Xitlali Ballesteros era una mujer reservada que no mantenía conflictos de cualquier índole con ninguna persona.

El caso de Xitlali se suma al de Jessica González Villaseñor, joven de 21 años que fue localizada sin vida en una zona boscosa de Morelia, el pasado viernes.

Con estos crímenes, suman dos mujeres desaparecidas en Morelia y localizadas sin vida en las últimas dos semanas.