Crecen asaltos a transportistas

A pesar de innumerables reportes de robos a traileros; los Policías Federales brillan por su ausencia.

22
Exigen la presencia de las autoridades federales para reducir el problema en la zona.

CALAKMUL. Una vez más la banda de asaltantes que se mantienen activos en la Zona Caliente de Calakmul, intentan detener a una pesada unidad de la línea Sánchez Trucking, tractor color blanco, con placas de circulación 81-AC-7M del Servicio Público Federal, procedente del estado de Puebla con destino a la ciudad de Playa del Carmen Quintana Roo, mismo que arrastraba dos remolques, cargados con refrescos.

Su conductor Jesús Valencia Solís de 43 años de edad, narró a este medio que transitaba por el tramo de la Zona Caliente en la ruta Escárcega-Xpujil, el sábado alrededor de las 18:00 horas, cuando al llegar al ejido Puebla de Morelia (km 122), un primer disparo le voló la llanta delantera derecha y después con púas metálicas dos llantas mas del tractor del mismo lado, sin embargo esto no detuvo al conductor, pero metros más adelante de entre la maleza del lado izquierdo, le dispararon con arma larga al parecer escopeta hacia el panorámico abriéndole dos orificios, que por fortuna ninguno hizo blanco al cuerpo del chofer, posteriormente fue seguido por dos motocicletas pero decididamente ante el temor de ser alcanzado empezó a zigzaguear para no dejar que ningún vehículo lo rebasará.

Por fortuna metros más adelante una unidad de taxi lo apoyó acompañándolo por varios kilómetros mismo que dio parte a la policía municipal y a la Gendarmería, hasta el lugar llegaron los elementos y la unidad fue escoltada hasta la base de la Policía federal en Xpujil, en donde las oficinas una vez más permanecían cerradas y nadie salió a auxiliarlo.

Sin más que hacer el trailero sólo realizó cambios de neumáticos y decidió continuar su camino ante el temor de que los siguieran, asegurando que al igual que otras empresas transportistas dejarán de circular por la región, ante la alta inseguridad que pudo costarle la vida.