Síguenos

¿Qué estás buscando?

nacional

SAT Y FGR TRAS FUNCIONARIOS EN HUACHICOLEO MARÍTIMO

EMBARCACIONES REGRESAN A MAR ABIERTO PARA QUE NO SEAN DECOMISADOS LOS COMBUSTIBLES.

Las investigaciones prometen ir hasta el fondo para dar con los responsables “tope en donde tope” para conocer el tamaño del boquete en el escandaloso ‘huachicoleo’ marino.

Las indagatorias iniciadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que se ha extendido a la UIF hasta llegar a la FGR, tiene identificado a un grupo de empresas importadoras de combustible que aplican el mismo modus operandi para presentar documentación falsa, por lo que buena parte de los casos ya están presentados
ante la Fiscalía General de la República (FGR) y hay detenidos, informó, Raquel Buenrostro Sánchez, titular del organismo.

Lo interesante de este caso, según se explicó a Campeche Hoy, es que no se sabe bien a bien desde cuando se viene realizando la estafa y, lo mejor, quienes estarían involucrados.

Con la detención de algunos de los responsables, se espera identificar a “peces gordos” puesto que la maquinación de un fraude tan grande no podía ocurrir sin el conocimiento de los más altos funcionarios de Pemex.

Así que en esta indagatoria ordenada desde Palacio Nacional figuran funcionarios – de primer nivel – a partir de Emilio Lozoya Austin ( 2012-2016 ) ; José Antonio Gonzalez Anaya ( 2016-2017 ) y Carlos Alberto Treviño ( 2017-
2018 ).

Se explicó que se ha detectado la llegada de embarcaciones que presentan documentos falsos. Las empresas importadoras, se dijo, resulta que no existen cuando se verifican.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Es decir, la defraudación llegó al extremo de cobrar por ‘barcos fantasma’, lo que significa que nunca existieron.

Al principio se empezaron a examinar los domicilios fiscales y tanto en Estados Unidos como en México era el mismo caso, las oficinas estaban ubicadas en terrenos baldíos. Fue el SAT con la colaboración directa de Marina la que dio el puyazo al pedir información al gobierno estadunidense y descubrir que las facturas que presentaban las embarcaciones eran falsas.

Hoy se tiene información de que el producto no se acreditaba que había sido adquirido en Estados Unidos, los volúmenes eran distintos o quisieron presentar facturas que correspondían a compras hechas en otras fechas y por
empresas diferentes, pero se usaban los datos fiscales de esas otras compañías.

Te puede interesar

Internacional

Advertisement