Síguenos

¿Qué estás buscando?

Internacional

Sin afán de ser pesimista, presidente argentino pide repensar la Copa América

Sin afán de “ser un aguafiestas o un pesimista“, Alberto Fernández, presidente de Argentina, pidió en repensar la ejecución de la Copa América, que se celebrará por vez primera en dos países (éste y Colombia), del 13 de junio al 10 de julio, debido a la evolución del coronavirus (COVID-19) en la región.

Alberto Fernández dijo el jueves que no quiere “frustrar el espectáculo de la Copa América”: señaló que espera ver la evolución de la ola de contagios COVID-19 previo al arranque del certamen, en Buenos Aires: “Quiero que seamos muy sensatos y cuidadosos. Veremos cómo dominar este tipo de problema”.

En entrevista con un medio de comunicación argentino, el mandatario albiceleste señaló:

“Habrá que extremar todos los cuidados (con los equipos que participarán). Todo eso me preocupa porque veo objetivamente lo que pasa con los equipos argentinos. Los contagios se repiten. Esto no es otra cosa que ser parte de una sociedad donde los contagios aumentan”.

Aclaró que varias zonas del continente tienen serios problemas con el COVID-19
Hasta ahora, la Copa América no ha sido cancelada por autoridades competentes

Vacunas para la Copa América

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) dijo, el martes pasado, que recibirá 50 mil vacunas contra el COVID-19, donadas por la farmacéutica china Sinovac Biotech. Con dichas dosis, se inmunizaría a futbolistas profesionales de torneos de primera categoría, y eso incluye a la Copa América.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En un comunicado de prensa, en el que la Conmebol agradeció la mediación del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, comentó:

“Se trata de un respaldo concreto por parte de la firma china a la realización de la Copa América y a las demás competiciones del fútbol sudamericano”.

El COVID-19 en Argentina

El 7 de abril pasado, Alberto Fernández decretó un toque de queda nocturno, que fue acatado desde el viernes 9 de abril y por las siguientes tres semanas, a fin de luchar en contra de una segunda ola del COVID-19 en ese país. En este sentido, la potencia futbolística sudamericana podría no estar en condiciones para albergar la Copa América.

Te puede interesar

Advertisement