Síguenos

¿Qué estás buscando?

nacional

Se les cae el negocio de renta de plataformas a las grandes empresas.

NACIONAL. Con el ahorro en el arrendamiento de plataformas petroleras por parte del Gobierno de la 4T se eliminó un negocio de amigos a los que se repartían los contratos millonarios.

Cicsa, Latina y Grupo México son algunas mexicanas que se aprovecharon del negocio que los expertos valúan en 14 mil millones de dólares.

La licitación de los campos petroleros en aguas profundas, como parte de la Reforma Energética, no solo fue una oportunidad para las multinacionales dedicadas a la extracción del hidrocarburo, sino también para quienes renten las plataformas, un negocio que se evalúan en contratos millonarios donde se privilegió el tráfico de influencias.

Vendieron la idea que el arrendamiento de esta infraestructura permite a las empresas petroleras contar con la tecnología necesaria y el personal calificado.

Pero esto no ayudó a la producción petrolera en el país.

Entre las empresas con gran experiencia en el Golfo de México y que se quedaron con las ganas de hacer los grandes negocios fueron: Shell, Chevron y BP, están Halliburton y Schlumberger; Noble, Sea Dragon, Paragon Diamond y Oro Negro.

También Operadora Cicsa, que es parte de Grupo Carso, firma del magnate Carlos Slim; Constructora y Perforadora Latina, propiedad de la familia Del Valle; y Grupo México.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement