Síguenos

¿Qué estás buscando?

nacional

Gasto del mil mdd en un laboratorio que nunca se construyó.

NACIONAL. Cuando Felipe Calderón presumía en las redes su “fantástica” lucha en contra de la Influenza, diversas investigaciones señalan que lo que hizo este expresidente fue un fraude de mil millones de pesos.

Hoy diversos sectores piden a la Auditoría de la Función Pública dar parte de la Unidad de Inteligencia Financiera para que estos recursos de lo que a todas luces fue un fraude, se reintegren al erario público.

EL FRAUDE QUE NO “CUAJÓ”
Durante el sexenio de Felipe Calderón la empresa Laboratorios Biológicos y Reactivos de México (Birmex), con capital mayoritario del Estado, llevaría a cabo una alianza con la farmacéutica francesa Sanofi Pasteur para construir una planta que produciría la vacuna contra la influenza, en Cuautitlán, Estado de México.

El presupuesto inicial fue de 493 millones de pesos, estimando tres años de trabajo, solo para la construcción de la planta.

“Tres meses más tarde, Servicios Ambientales y de Salud S.A. de C.V. realizó el dictamen de impacto regional por 273 mil pesos y hasta julio fue contratada la empresa Kahesa Construcciones, para llevar a cabo “los trabajos preliminares de limpieza y adecuación del área de producción”, recibiendo 4 millones 179 mil 596 pesos, acorde con una investigación de Linaloe R. Flores”, publica el portal Emeequis.

“Entre 2009 (el año en que fue declarada la epidemia) y 2012 (el año en que Calderón Hinojosa concluyó su gobierno), fueron gastados más de mil 500 millones pesos mediante 335 contratos por adjudicación directa”.

Birmex sometió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) una modificación del estudio costo beneficio; en donde se estimó que se requerirían otros 589 millones de pesos, (adicionales a los 493 millones del principio).

Advertisement. Scroll to continue reading.

Finalmente, los trabajos de construcción el 25 de noviembre de 2011, con un costo de 251 millones 870 mil 46 pesos destinados a la alianza entre Inmuebles y Casas Modulares y TTG Goeting.

La obra concluyó el 3 de septiembre de 2013, y ya como Enrique Peña Nieto, como presidente de México; sin embargo la información resultó falsa.

En 2015, Birmex reveló que la planta estaba incompleta y que requería de otros mil millones de pesos más, y otros seis años para terminarse, según la consultora Jacobs Engineering.

Sin detallar cuáles fueron los “inconvenientes” presentados, la Secretaría de Salud (SSA) hizo público que, “a falta de recursos, era imposible proseguir con la obra y en 2018 se demolió el edificio”; y así, también se fueron cientos de millones derrochados del erario a la basura.

Te puede interesar

Advertisement