Síguenos

¿Qué estás buscando?

Internacional

Donald Trump anunció el domingo la contratación de dos nuevos abogados, quienes encabezarán su defensa.

El expresidente estadounidense Donald Trump anunció este domingo la contratación de dos nuevos abogados, quienes encabezarán su defensa con miras a su histórico segundo juicio político, el cual iniciará el próximo 9 de febrero en el Senado de ese país.

A solo unos días de que arranque su segundo juicio político, los republicanos también se preparan para librar una batalla sobre el futuro de su partido.

Sorpresivamente, Trump se separó de sus antiguos abogados después de que, según reportes, el equipo legal se negara a centrar la defensa en sus afirmaciones infundadas de fraude en la pasada elección presidencial, la cual perdió ante Joe Biden.

Este domingo el expresidente anunció haber contratado a dos nuevos abogados para dirigir su defensa.

“Se trata de los altamente respetados abogados litigantes David Schoen y Bruce L. Castor Jr.”. Señala un comunicado del exmandatario.

De acuerdo con el comunicado, Schoen es especialista en litigios sobre derechos civiles en Alabama, y en la defensa penal federal en Nueva York, incluyendo casos de cuello blanco, de hecho, ha representado al aliado de Trump, Roger Stone. Por su parte, Castor Jr. ha hecho carrera en derecho penal.

“Ambos están de acuerdo en que este impeachment es inconstitucional”. según el comunicado.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El juicio será por una presunta incitación a la insurrección, en el marco de la invasión al Capitolio registrada el pasado 6 de enero por partidarios de Trump, el cual ha dejado al descubierto una brecha entre los leales a Trump que dominan el Partido Republicano y su ala moderada.

Cada vez es más probable que Trump evite ser declarado culpable, debido al apoyo de su partido en el Senado, cuyos miembros -50 republicanos y 50 demócratas- actuarán como jurados en el juicio.

Solamente cinco legisladores republicanos no han manifestado su respaldo a Trump, lo que hace prácticamente imposible alcanzar los dos tercios necesarios de la votación para condenarlo.

Pero es seguro que en el marco del juicio se libre una batalla sobre quién controla el Partido Republicano tras la derrota de Trump.

Te puede interesar

Advertisement