Síguenos

¿Qué estás buscando?

Campeche

“Consumatum es…” Alito va por segunda reelección.

CAMPECHE. Lo que para la mayoría de los campechanos y desde luego para los priistas representa un ¡SOBRINICIDIO! simplemente ocurrió…

Christian Mishel Castro Bello, sobrino directo del presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, cumplió este sábado con el protocolo de registro como precandidato –el único– de ese partido a la gubernatura, lo que representa en términos reales ‘la primer orden de su tío’ en busca de “reelegirse” por segunda ocasión -la primera la hizo en la persona de Carlos Miguel Aysa-, que ha sido más que la “nana” un ‘títere’..

Castro Bello es el eventual candidato de la coalición “Va por Campeche”, que el PRI, el PAN y el PRD formalizaron la semana pasada.

PANISTAS OFENDIDOS
Frente a este escenario, hay una ala totalmente “ofendida y humillada”, la del panismo duro de Campeche al que les pasaron por encima sin tomar en cuenta que tenían una posibilidad de competencia en la persona de Elíseo Fernández Muntuffar, alcalde de Campeche capital.

ACARREADOS PARA EL REGISTRO
Conforme a la orden del “tío Alito” y cuando estaba por concluir el plazo para el proceso de recepción de documentos de los aspirantes al cargo, Castro Bello acudió a la sede estatal del PRI para cubrir el trámite ante la Comisión de Procesos Internos del partido.

Lo hizo, con el acarreo de cientos de ‘priistas’ disfrazados u obligados, ( burócratas ) que el gobernador Aysa le envío bajo la consigna de ‘estás conmigo o estás contra mí’ o lo que es lo mismo en la nómina o fuera de la nómina.

Empero, la ‘ revancha ‘ se dará – sin duda – el 6 de junio próximo cuando esos mismos burócratas sometidos acudan a las urnas, a votar en conciencia..

Advertisement. Scroll to continue reading.

Mientras tanto, las instrucciones de Moreno Cárdenas se cumplían al pie de la letra, no obstante que esta semana – la “nana”, así le llama Alito el gobernador sustituto, Carlos Miguel Aysa González-,
habría advertido “de dientes para afuera” que por el repunte de contagios de covid-19 observado en los últimos días el riesgo de que la entidad regrese a semáforo amarillo está latente. Así, el evento tuvo lugar en el auditorio “Héctor Pérez Martínez”, que se atestó.

Guión en mano, Castro Bello cumplió con el show mediático político con la complicidad de la ‘prensa oficialista’ al visitar el templo de San Román, recinto del Cristo Negro, patrono de los campechanos, para fotografiarse junto con su madre, Patricia Bello Cárdenas, ante una imagen de la virgen de Guadalupe.

Y el ‘ chamaco’ no paraba de sudar. Preguntaba a su séquito de ‘lambiscones’: ¿ que sigue? …¿ qué sigue? (como diciendo ¿qué mas dijo mi tío que hiciera..?)

Ya en la ceremonia – segundo acto del squech de su registro-, el precandidato destacó que pese a que los adversarios del PRI lo dieron por muerto en 2018, “el partido aprendió de su derrota mientras que Morena no aprendió nada de su victoria” .

SEÑALAMIENTOS DE CORRUPCIÓN
Pese a los señalamientos de corrupción, abuso de poder, enriquecimiento ilícito y nepotismo que caracterizaron al gobierno que inició Moreno Cárdenas y que tocó concluir a Aysa González, Bello Cárdenas, quien en días pasado renunció como secretario de Desarrollo Social y Humano del estado, dijo: “Situaciones extraordinarias requieren medidas extraordinarias”. (¡que profundo maestro.. !)

El ‘numerito’ fue transmitido en vivo por las redes sociales institucionales y los burócratas obligados a verlo.

Pero lo único cierto es que quedará en conciencia de los campechanos y del priísmo real este ¡SOBRINICIDIO!

Advertisement. Scroll to continue reading.

ENTÉRATE
• El año 2020 quedó marcado por tres grandes tragedias: la pandemia, la crisis económica y el abandono total de los gobiernos ( …) de Morena, que representó para las familias la pérdida de su patrimonio, de sus empleos o de un ser querido. Resulta que la pandemia es invento mexicano “amlo in méxico” y que todas las desgracias son culpa de Morena. En fin, los presentes se preguntaban si el discurso había sido escrito por Alito o por Peña Nieto, igual de profundos.

Te puede interesar

Advertisement