“Negociazo” de Calderón y Peña llega a su fin.

24

MEXICO. Uno de los negocios más sucios que se urdió en el sexenio de Felipe Calderón, heredado y acogido por la administración de Enrique Peña Nieto, llegó a su fin el día de ayer cuando el presidente anunciara el termino el contrato sin opción a renovarse del negocio petrolero conocido como Etileno XXI de la empresa Braskem, filial de Odebrecht.

Las condiciones ventajosas para la empresa y perjudiciales para la hacienda pública y para Pemex, lo confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador pues se le vendía el gas a precios por debajo del mercado y con un desfalcó principal de 6 mil 500 millones de dólares.

El mandatario mexicano indicó que le informaron ayer en la mañana de que habían notificado a la empresa porque no se está corrigiendo el contrato leonino que se suscribió desde el tiempo de (Felipe) Calderón, que es contrario a la hacienda pública.

“Es un contrato con Odebrecht, empresa que es famosa por las extorsiones y por la corrupción, entonces ya no hay gas natural para la empresa porque se venció el contrato, no se interrumpió, sino que llegó a su fecha límite y ya no se va a renovar”, explicó.

NO MÁS CORRUPCIÓN
“Además hay denuncia de corrupción en contra de esta empresa (Odebrecht) y no han querido llegar a un acuerdo, quieren que se les siga vendiendo el gas, el etano, al 25% de su costo en el mercado y que Pemex, la hacienda pública, el pueblo de México les subsidie el 75% del costo del gas, además cobrando multas y todo esto que hacían antes y ya no podemos continuar, porque nos convertimos en cómplices de corrupción”, sostuvo.

López Obrador ha calificado como “leonino” y le ha costado al erario millones de dólares.

LA NEGRA HISTORIA DE ETILENO XXI
Con un plan transexenal y una década lucrado con el erario publico en este negocio de Odebrech, el gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa, funcionarios y empresarios urdieron un plan para privilegiar a una compañía privada en detrimento de la industria petroquímica nacional, lo cual ocasionó pérdidas acumuladas a Petróleos Mexicanos (Pemex), sólo entre 2016 y 2018, últimos tres años de Enrique Peña Nieto, por alrededor de 6 mil 500 millones de pesos, según documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El proyecto Etileno XXI, consorcio conformado por Brasken, filial de la brasileña Odebrecht, y la mexicana Idesa, se benefició de un contrato para obtener de la petrolera mexicana el suministro de gas etano a precios con descuento hasta de 30 por ciento respecto de las cotizaciones del mercado internacional. Ello, además, sin pagar los costos de importación, transporte y separación de dicho hidrocarburo.

ENTÉRATE
El ventajoso acuerdo ocasionó pérdidas acumuladas a Petróleos
Mexicanos (Pemex), sólo entre 2016 y 2018, últimos tres años de
Enrique Peña Nieto, por alrededor de 6 mil 500 millones de pesos, según documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).