Maradona falleció a los 60 años.

5

Pocas horas después de la muerte de Diego Maradona por un paro cardíaco, su abogado calificó de “criminal idiotez” la tardanza de las ambulancias en llegar a la vivienda del ídolo del futbol y solicitó una investigación “hasta las últimas consecuencias”, según un comunicado difundido este jueves.

“Es inexplicable que durante 12 horas mi amigo no recibiera atención ni control por parte del personal de salud. La ambulancia tardó más de media hora en llegar lo que fue una criminal idiotez”, dice el comunicado del abogado Matías Morla difundido este jueves.

“Este hecho no puede ser pasado por alto y voy a pedir que se investigue hasta el final de las consecuencias”, aseguró.

Maradona: cinco razones para ser uno de los mejores futbolistas de la historia
La habilidad inigualable, la velocidad con el balón dominado, los disparos certeros y su rapidez mental, son apenas cinco razones por las que el fallecido Diego Maradona es considerado uno de los mejores futbolistas de la historia.

Todas esas virtudes podrían resumirse en el legendario segundo gol que le anotó a Inglaterra en México-1986. No la mano de Dios. El otro, el que le dio la victoria a la albiceleste por 2-1 en los cuartos de final. El que fue calificado como el más bonito en la historia de los Mundiales.

1. Habilidad inigualable
Todo se inició cuando Maradona tomó el balón en su campo, cerca de la línea central, y comenzó a sortear rivales sin que pudieran siquiera cometerle falta. Con pasos cortos y muy veloces y certeros movimientos de cintura fue dejando adversarios en el camino. Fueron cinco los rivales que quedaron desairados en 60 metros: Hoddle, Reid, Sansom, Butcher y Fenwick.

2. Velocidad con balón dominado
Iba con el balón pegado al pie, mientras esquivaba con pequeños saltos los vanos intentos de derribarlo, desplegando una coreografía de ballet en pleno campo de fútbol del estadio Azteca.

Los defensores ofendidos que intentaron recuperarse, nunca pudieron alcanzarlo.

3. Un segundo antes
El don de pensar un segundo antes que sus colegas, fue otro de los signos distintivos del astro argentino y una de las claves de ese tanto histórico. Nadie pudo adivinar sus intenciones mientras se acercaba a la portería, ni adversarios ni compañeros.

4. Visión periférica
También lo fue su visión periférica que le permitía elaborar una jugada compleja y a la vez mirar a su alrededor para detectar a algún compañero bien ubicado.

En esa acción, Maradona literalmente usó a sus compañeros, como Jorge Valdano, para que arrastraran marcas y él pudiera enfilar sin más barreras hacia la meta del portero Peter Shilton.

“Ahí es cuando me empieza a ayudar Valdano, porque Fenwick, que era el último, ¡no me salía! Lo esperaba a él, lo esperaba para hacer la descarga hacia adentro, que era lo lógico… Si Fenwick me salía, yo se la daba a Valdano y él quedaba solo contra Shilton”, cuenta Maradona en su libro “Yo soy el Diego”.

5. Disparos certeros
El corolario conocido es que el ‘Pelusa’ casi cayéndose lanza un disparo filoso que dejó sin asunto al portero inglés.

“Son pases a la red”, decía César Luis Menotti, su entrenador más querido, sobre la facilidad del 10 para ubicar el balón en portería ajena, sin necesidad de ejecuciones feroces.

No es necesario recorrer los archivos para hallar en diversas acciones y partidos las cinco razones por las que es considerado uno de los mejores jugadores de la historia. Ese tanto, el ‘gol del Siglo’, lo resume todo.