Cuentas bancarias de Cárdenas Palomino siguen congeladas: UIF

6

Las cuentas de Luis Cárdenas Palomino, exjefe de la División Regional de la Policía Federal y cercano a Genaro García Luna, siguen congeladas porque todavía la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) no ha recibido una resolución judicial que “obligue al desbloqueo”.

El día de ayer medios de circulación nacional publicaron que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en la Ciudad de México concedió una suspensión definitiva contra la acción de la UIF a tres cuentas de Luis Cárdenas Palomino.

Por lo anterior, la dependencia, a cargo de Santiago Nieto, informó que todavía no ha sido notificada sobre alguna resolución judicial. En una nota informativa, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) señaló que las cuentas de Luis Cárdenas Palomino siguen congeladas.

“La Unidad de Inteligencia Financiera, perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito, informa que hasta el momento no ha sido notificada sobre alguna resolución judicial que obligue a esta Unidad a realizar desbloqueo de cuentas bancarias en el caso de Luis C. (Cárdenas Palomino), por motivo de una suspensión definitiva dictada en un juicio de amparo”.

Además, la dependencia aseguró que el bloqueo de cuentas se realizó en el marco de la Cooperación Internacional con Agencias de Estados Unidos, por tal motivo se encuentra dentro del supuesto señalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que no proceda el desbloqueo de cuentas en la suspensión.

“A partir de que sea notificada y analice la sentencia respectiva, hará valer los recursos que en derecho procedan”.

Giran orden contra el cercano de García Luna
En septiembre, un juez giró una orden de aprehensión contra Luis Cárdenas Palomino por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en contra de Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta, quien fuera pareja sentimental de la ciudadana francesa Florence Cassez.

  • El caso Cassez-Vallarta causó controversia porque el operativo de captura fue un montaje orquestado por parte de autoridades federales encabezadas por el jefe de Palomino, Genaro García Luna.