Las inundaciones en Tabasco

115

Debido a la rapidéz con la que el agua subió, no tuvieron oportunidad de salvar sus pertenencias. Foto: Armando de la Rosa

Las inundaciones en Tabasco, ahora por el desbordamiento del río Mezcalapa, dejaron incontables damnificados.

En la ranchería Rio Viejo, de la ciudad de Villahermosa, los pobladores se las arreglan para dejar sus casas y mudarse con familiares, o simplemente mantenerse vigilando sus hogares para evitar la rapiña.

Julia es una de ellas, además de vigilar su casa y su calle, ayudó a habilitar un albergue, el cual también se inundó.

“Yo no estoy hospedada allí; nada más estoy vigilando la escuela y familias que están ahí. Estoy apoyándolos en lo que se puede, porque no hay recursos: no hay agua, no hay jabón y tiene que salir a buscar” Julia López, damnificada por el desbordamiento del Río Mezcalapa

Algunos otros residentes afectados por los desbordamientos en Tabasco señalaron que a pesar de la gravedad de las inundaciones, las autoridades no los han apoyado, y algunos vecinos de la ranchería Rio Viejo optaron por permanecer en la segunda planta de sus casas.

“Hasta ahorita ninguna autoridad se ha presentado por aquí, solamente hemos visto a la Marina por allá afuera poniendo costales, pero nada más. Ahora sí que a aguantar hasta que nos corten la luz, porque aunque quisiera salirme, no hay para dónde.” Rodolfo Priego, damnificado por el desbordamiento del Río Mezcalapa

Incluso hay quienes ya se han adaptado a la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus COVID-19 de cara a estas inundaciones en Tabasco, como lo platica el señor Luis, quien era el vigilante de un conjunto habitacional que se inundó en la ranchería Rio Viejo, pero ahora consiguió una pequeña embarcación para trasladar a los pocos vecinos que quedan de los departamentos y ganarse una propina.

“Pues aquí hay que sacar para el día, porque no hay sueldo. Estoy ayudando a las familias, y con lo poco que me dan ya me aliviana” Luis Roberto, damnificado por el desbordamiento del Río Mezcalapa

La emergencia no solo tiene afectada la ranchería Rio Viejo, también a la colonia Casa Blanca, en Villahermosa, donde la Laguna del Negro inundó decenas de calles y los pobladores ya casi cumplen una semana entre el agua.

  • Sus enseres son pérdida total.

“Nosotros estamos entre el agua desde el día jueves; en 20 minutos el agua subió y todos los muebles están entre el agua. No alcanzamos a subir bien las cosas: refrigerador, camas (…) De este lado estamos con el agua a la pantorrilla, pero allá tras la gente está con el agua hasta el pecho y no hay manera de que encienda las bombas de los cárcamos, y no sabemos por qué no están funcionando; no se explica nada” Julia Pardo, damnificada de la colonia Casa Blanca

Ante la gravedad de las inundaciones en Tabasco, el personal del Ejército Mexicano y el Gobierno estatal colocaron un muro de costales en la carretera Villahermosa-Rio Viejo para tratar de proteger la vía y los hogares; además, en otros fraccionamientos cercanos se colocaron más diques con costales, y también las autoridades colocarán más bombas de extracción de agua para tratar de hacerle frente a la contingencia.