Joe Biden está feliz por su cercano triunfo.

15

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, ganó el viernes más terreno al presidente Donald Trump en los estados en disputa electoral de Georgia y Pensilvania, acercándose a la Casa Blanca horas después de que Trump afirmara falsamente que le estaban “robando” las elecciones.

Biden contaba con una ventaja de 253 votos electorales frente a los 214 de Trump, según la mayoría de las principales cadenas de televisión, y estaba a punto de asegurarse los 270 votos necesarios para imponerse en el Colegio Electoral en cuatro estados decisivos.

Biden, de 77 años, se convertiría en el próximo presidente de Estados Unidos de ganar en Pensilvania, o si lo hace en dos de los tres estados formados por Georgia, Nevada y Arizona. El camino de Trump a la reelección parece por el contrario estrecharse cada vez más: necesitaría asegurarse tanto Pensilvania como Georgia y superar también a Biden en Nevada o Arizona.

En Pensilvania, Estado al que le corresponden 20 votos electorales, Biden redujo la ventaja frente a Trump a poco más de 18 mil papeletas en la madrugada del viernes, mientras que su diferencia en Georgia, que aporta 16 votos electorales, se redujo a unos 650.

Se espera que esas cifras siguieran avanzando a favor de Biden, con muchos de los votos procedentes de zonas que acostumbran a votar a los demócratas todavía pendientes, incluidas las ciudades de Filadelfia y Atlanta.

Biden vio reducirse su ventaja en Arizona la mañana del viernes a alrededor de 47 mil votos, mientras que en Nevada todavía se mantenía por delante de su rival por tan sólo 12 mil.

Mientras el país contenía la respiración tres días después del día de las elecciones celebradas el martes, las autoridades de Georgia y Pensilvania expresaron su optimismo sobre la posibilidad de terminar el recuento el viernes, mientras que en Arizona y Nevada todavía se esperaba que se tarden días en ultimar el proceso.

Trump, de 74 años de edad, ha tratado de presentar como fraudulento el lento proceso de recuento de votos por correo, opción por la que optaron más votantes que en convocatorias previas debido al temor de contagio de coronavirus. A medida que ha ido avanzando el recuento de estos votos, se han ido reduciendo las amplias ventajas iniciales que tenía Trump en estados como Georgia y Pensilvania.

Históricamente, los estados se han tomado un tiempo después del día de las elecciones para contar todos los votos.

Trump publicó varios tuits en la madrugada del viernes, reiterando unas quejas que había expresado antes en la Casa Blanca.

“Gano fácilmente la presidencia de los Estados Unidos con los votos emitidos legalmente”, dijo en Twitter, sin ofrecer ninguna prueba de que se hayan emitido votos ilegales.