Policía deja al menos 12 muertos en Nigeria tras protestas pacíficas

7

Lagos, capital comercial de Nigeria, y otras urbes de este país africano están bajo toque de queda luego de que las protestas ciudadanas pacíficas, que llevan dos semanas, estallaron la noche del martes contra la violencia policíaca que ya se cobró 12 vidas en la víspera; algunos sectores de la población exigen la renuncia total del presidente Muhammadu Buhari.

Los incendios ardieron en todo Lagos y los residentes informaron haber escuchado disparos a pesar de que Muhammadu Buhari pidió “comprensión y calma”. La policía intenta hacer cumplir el toque de queda en la capital comercial de Nigeria, estableciendo puestos de control. Ciudadanos bloquearon carreteras principales con señales de tráfico, ramas de árboles y rocas volcadas. Las protestas pacíficas fueron sometidas.

Reprueban al Gobierno de Nigeria
Al menos 12 personas murieron, el martes por la noche, a manos del Ejército y la Policía de Nigeria: se abrió fuego contra dos protestas pacíficas en Lagos, denunció Amnistía Internacional. La Unión Europea (UE) juzgó “crucial que los responsables de estos abusos comparezcan ante la justicia y que rindan cuentas”, mientras que Naciones Unidas (ONU) pidió “el fin de la brutalidad y de los abusos policiales en Nigeria”.

Pese al toque de queda, varios edificios ardieron, como la sede de un canal de televisión relacionado con el partido en el poder, así como una estación de autobuses e inmuebles públicos y privados. Nigeria está conmocionado por el tiroteo del martes contra las protestas pacíficas. “Martes sangriento” y “Martes negro” se leyó en las portadas de periódicos y en redes sociales, donde se multiplican peticiones de dimisión del presidente.

Violencia policíaca sin freno en Nigeria
Un video verificado por la agencia Reuters mostró a policías armados en Lagos pateando a un hombre mientras yacía en el suelo. Un oficial le disparó en la espalda y arrastró su cuerpo inerte por la calle. Imágenes tomadas después del incidente mostraban a multitudes reunidas y quemando neumáticos con un espeso humo negro, y más policías reunidos con armas en la mano.

Las protestas pacíficas fueron violentadas por la policía de Nigeria, por lo que algunos ciudadanos ya combaten cuerpo a cuerpo.

Al menos 56 personas han muerto en Nigeria desde que comenzaron las protestas a nivel nacional el 8 de octubre. Miles de nigerianos, muchos de los cuales están aún más cerca de la pobreza por las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus (COVID-19), se han unido a las protestas que inicialmente fueron pacíficas y se centraron en una unidad policial, el Escuadrón Especial Antirrobo (SARS).