Dan 31 años de cárcel a “Miss Moni”, exdirectora del Colegio Enrique Rébsamen

19

La exdirectora de Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, conocida como “Miss Moni”, fue sentenciada a 31 años de prisión por su responsabilidad en la muerte de 19 niños y 7 adultos por el derrumbe de los edificios de esa escuela por el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017.

Este mismo miércoles, durante su audiencia de individualización de la pena, Mónica García dijo frente a padres de los niños víctimas del sismo del 19 de septiembre de 2017 que no tenía por qué pedir perdón y que era inocente.

En sus participaciones frente al juzgador, Mónica “N” dijo que está consciente de la tragedia y que entiende el dolor de los padres, sin embargo explicó que ella también ha sido una víctima en ese proceso, por lo cual “no tendría por qué expresar perdón”.

Logramos justicia para las víctimas

En ese sentido, la fiscal general de justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, celebró la resolución del juez para dar 31 años de prisión a Mónica García Villegas, la cual fue posible gracias al trabajo de un trabajo arduo de ministerios públicos, peritos y de la Policía de investigación de la Fiscalía.

¿Qué pasó en el Colegio Enrique Rébsamen?

El Colegio Enrique Rébsamen impartía clases para nivel preescolar, primaria y secundaria; es uno de los lugares emblemáticos de la tragedia que dejó el sismo de 7.1 grados del 19 de septiembre de 2017, que causó el colapso de uno de los edificios: fue mortal.

A las 13:14 horas de aquel 19 de septiembre de 2017 ante el sismo y debido a las fallas estructurales que presentaba el inmueble y el sobrepeso que tenía por el departamento de la directora, Mónica Villegas, en el piso superior, se derrumbó la parte destinada al área administrativa, lo que provocó la muerte de 26 personas, 19 de ellos menores de edad.

En el colegio que se encuentra en la calle Rancho Tamboreo, en Tlalpan, un segundo edificio se cayó de forma parcial. Ante esta situación, el 1 de octubre, la Secretaría de Educación Pública (SEP) le revocó las autorizaciones a la escuela para seguir prestando servicios de educación.