El Penacho de Moctezuma y los tesoros históricos que se busca que regresen a México

8

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su esposa Beatriz Gutiérrez Müller viajó a Europa para gestionar y negociar con diversos gobiernos europeos que se pueda traer a México diversos tesoros históricos, entre ellos el Penacho de Moctezuma y otros documentos que te contamos cuáles son y por qué son importantes.

Además del Penacho de Moctezuma el gobierno mexicano busca traer al país diversos códices, objetos y documentos de la historia de México para exponerlas el próximo año.

Los tesoros históricos que se busca traer son:

Códice Borgia: uno de los manuscritos religiosos más importantes de la antigua Mesoamérica, los especialistas creen que se trata de un tonalámatl o “almanaque de los destinos” o libro adivinatorio de la actividad humana. Se han identificado prescripciones médicas y de ayuda al ciclo agrícola. Se registran también los ciclos venusinos, referencias a espacios sagrados y la actividad de los nueve señores de la noche.

Códice Vaticano B: el contenido de este códice es uno de los más importantes, es básicamente calendárico y ritual. Contiene elementos comunes a los otros códices del grupo como un calendario ritual de 260 días, los 20 signos de los días con sus símbolos y patronos, los 20 periodos de 13 días con sus respectivos patronos, los nueve señores de la noche, los cuatro árboles del mundo, los cinco períodos de Venus y sus efectos negativos en los distintos sectores sociales, pronósticos sobre el destino de recién nacidos y matrimonios, y las cinco advocaciones del dios de la lluvia asociadas con los puntos cardinales.

Códice Vaticano A: el manuscrito se centra en la cultura Tolteca-Chichimeca en el Valle Tehuacán incluye información sobre las tradiciones cosmológicas y mitológicas, un almanaque; tabla de calendarios para los años 1558 a 1619, crónicas ilustradas de los años 1195 al 1549 empezando por la migración de Chicomoztoc y cubriendo los últimos acontecimientos en el Valle de México.

Códice Fiorentino: escrito entre 1540 y 1582 por fray Bernardino de Sahagún en náhuatl, latín y castellano. Pertenece a la cultura azteca de la antigua Tenochtitlán, Tlatelolco y Texcoco. Es un testimonio de la vida cotidiana indígena y contiene ilustraciones realizadas por tlacuilos, los antiguos ilustradores mexicanos.

Códice Cospi: también conocido como Códice Boloña, pertenece a la cultura del Valle Náhuatl o mexica y fue escrito antes de la conquista española. Revela los avances en matemáticas y astronomía.

Penacho de Moctezuma: es en realidad un “quetzalapanecáyotl”, una obra de los amantecas o artistas mexicas especialistas en la creación de objetos con plumas. Versiones atribuyen que perteneció al tlatoani Moctezuma Xocoyotzin (1466-1520) y fue un regalo a Hernán Cortez aunque no hay certeza histórica de ello, ni autenticidad de su antigüedad.

Se busca exponer los tesoros históricos en México

La intención de pedir el préstamo de estos tesoros históricos es hacer una exposición en 2021, por ser el aniversario número 700 de la fundación de Tenochtitlán; los 500 años de la invasión española y el bicentenario de la consumación de la Independencia.

Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos en el artículo 36, párrafo tercero, menciona que cualquier documento original o manuscrito con la historia de México, con independencia de que haya sido impreso en México o en el extranjero, durante el periodo que comprende los siglos XVI al XIX son monumentos históricos y “que por su rareza e importancia merecen ser conservados en el país”, lo que quiere decir que en caso de ser prestados todos estos tesoros históricos ya no podrían salir del México.