Tira la toalla directora del Cereso de San Francisco de Kobén en la capital

41

CAMPECHE. Tras el motín registrado el miércoles en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Francisco de Kobén, se había confirmado que María del Carmen Baeza Ramírez, directora de ese penal continuaría con el cargo “por su trabajo pulcro y sin antecedentes que manchen su trayectoria”.

Sin embargo, la tarde del jueves al término de las visitas de los familiares, quienes apaciguaron la revuelta, renunció Baeza Ramírez a su cargo en esa institución penitenciaria; en su lugar fue designada Claudia Rosado Góngora como nuevo alcaide.

Derivado de la protesta de los reos se determinó que se restablecerán las visitas los días, sábados para conyugales, jueves y domingos para familiares y amigos, en horario de 07:00 a 17:00 horas; de igual forma, se tomó en cuenta la petición de los internos de otorgarles un nuevo protocolo alimentario que comenzará este fin de semana con menús variados, pues, aunque la administración del penal argumentaba que sí brindaba alimentos tres veces al día, éstos eran deficientes así como comenzarán a brindarles atención
médica, ya que los internos aseguran que se les negaba el servicio, pese a los contagios de coronavirus.

Entre las acusaciones que enfrentó la funcionaria, fue la de estar coludida con grupos criminales que controlaban el reclusorio.

SEÑALADA POR MALOS MANEJOS Y MALTRATO A REOS