Bolivia decreta desastre nacional por incendios y sequías

5

En Bolivia, desastre nacional fue decretado por el gobierno por los incendios y sequías en cinco de los nueve departamentos del país, lo que le permite solicitar y canalizar ayuda internacional.

“Estamos declarando desastre nacional por sequía e incendios”, afirmó en un acto público en la región de Santa Cruz (este) la presidenta transitoria Jeanine Áñez, quien acotó que tienen fuertes amenazas.

En tanto, el ministro de Defensa, Luis Fernando Camacho, explicó que los incendios se registran en los departamentos de Santa Cruz, Beni (noreste), Pando (norte), Chuquisaca (sureste) y Tarija (sur).

“El fuego está avanzando hacia el lado de (la zona de) Masicurí (sureste), se han unido fuegos que estaban incipientes y por altas temperaturas”. Luis Fernando Camacho, ministro.

Acotó que los pronósticos meteorológicos dicen que “en los próximos 10 y 15 días no se avizoran lluvias en nuestro país y eso nos va a complicar la situación”.

Un informe de la ONG Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) señala que desde enero hasta la penúltima semana de septiembre se registraron en el país incendios que destruyeron 2.3 millones de hectáreas de bosques y pastizales, un área un poco mayor que todo el territorio de El Salvador.

Los incendios de bosques suelen presentarse en Bolivia por la deforestación que permite ampliar la frontera agrícola y agropecuaria. Las altas temperaturas también los favorecen, por ello hay una declaratoria de desastre nacional.

El año pasado se registraron en toda la Amazonía boliviana enormes incendios que arrasaron 6.4 millones de hectáreas, según la FAN.

Los incendios forestales se registran en distintas regiones del este y noreste de Bolivia, debido sobre todo a la quema de pastizales con el fin de ampliar la frontera agrícola.

Contribuyeron a avivar los fuegos las prolongadas sequías que afectan a buena parte del territorio boliviano y las altas temperaturas que se presentaron en esas zonas.

La declaratoria de desastre nacional en Bolivia, se debe a que los incendios han quemado hasta el momento 2.3 millones de hectáreas de bosques y pastizales.