Programas sociales de la desaparecida Sedesol son investigados, hubo compras a sobreprecio.

216

CAMPECHE.- Una nueva investigación de la Auditoría Superior de la Federación pone de
nueva cuenta en “El Ojo del Huracán” a Alejandro Moreno y su gallo Christian Castro Bello por ser parte del posible desfalco de 10 mil millones de pesos invertidos en comedores comunitarios y otros pendientes en donde ya
tienen fincadas responsabilidades con denuncia penales según el expediente SAI 0110000075518.

La indagación al dirigente nacional del PRI y su precandidato a la gubernatura de Campeche, se realiza en apego a las indagaciones por el faltante de reportes en gastos donde también se investigó a otros secretarios y directores de diversas áreas de lo que era delegación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante los años
2015 hasta 2018.

DENUNCIAS PENALES

El último informe semestral que puede leerse en la página de la ASF indica que ya hay denuncias
penales interpuestas, según el expediente SAI 0110000075518 de acceso a la información pública que hoy esta en el índice de Expedientes Clasificados como Reserva.

Las revisiones llevadas a cabo por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Cuenta Pública del Ejercicio 2015, 2016, 2017,2018 y 2019 donde se muestran irregularidades en el ejercicio del gasto en prácticamente todos los
programas y órdenes de gobierno de lo era la Sedesol, además de detectarse ineficiencias en la operación de diversos programas y son considerados como actos de corrupción.

LUCRARON CON EL HAMBRE

En el contexto de la investigación sobre la corrupción de La Cruzada contra el Hambre en el Sexenio la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) detectaron irregularidades en el programa comedores comunitarios. Dentro de las irregularidades encontradas se señalan facturas que fueron emitidas no tienen vales de comprobación por lo que se ignora si los bienes fueron entregados para su aplicación en el programa, además de que soportan compras que nada tienen que ver con el servicio de alimentación.

Hay facturas que soportan gastos de playeras, gorras, porta pasaporte, agendas y hasta usb´s. La SFP no sólo indaga estas compras que se realizaron con dinero supuestamente destinado a alimentar a la población más vulnerable del país, sino que también encontró que todos estos objetos fueron comprados a sobreprecio por hasta 89.87% por arriba de los precios del mercado.

Para fortalecer aún más su investigación, la Función Pública contempló el trabajo que durante 2016 y 2017 realizó la Auditoría Superior de la Federación (ADF) en torno a la Cruzada Nacional contra el Hambre y Campeche es uno de los estados involucrados en los desfalcos al erario federal.