Pocas llegadas caracterizaron el duelo en el Azteca.

5

Fue más la expectación en la semana de lo que sucedería en el Clásico Joven, de lo que realmente pasó esta noche en la cancha del Estadio Azteca. El América dominó ligeramente las acciones en el primer tiempo, y el Cruz Azul fue amo y señor de la segunda parte. A pesar de ello, el encuentro entre cementeros y águilas concluyó sin goles, en su compromiso de la jornada 12 del Apertura 2020.

La escuadra ‘visitante’ trató de hacerse de la posesión del esférico en los primeros minutos, sin embargo serían los celestes los primeros en llegar con peligro a la meta defendida por Óscar Jiménez. Fue Jonathan Rodríguez quien probó suerte de larga distancia, pero el cancerbero respondería conteniendo sin problemas el envío apenas al minuto 10′.

La respuesta llegaría al 21′ con un centro de Giovani dos Santos al poste izquierdo de Jesús Corona; Henry Martín llegaría a la cita y lograría conectar cabezazo picado, ante el cual ‘Chuy’ respondería sin problemas, a pesar de que la jugada sería anulada por fuera de lugar.

Al minuto 28, Jiménez respondería ante su primer partido disputado del torneo, al firmar una gran atajada tras un disparo en el área de Elías Hernández. Jorge Sánchez lograría desviarla un poco, pero el nacido en Chihuahua sacaría un manotazo en segundos para mantener su portería intacta

A partir de entonces, el fantasma de las lesiones volvería a hacerse presente para el América, ya que al 39′ Sebastián Cáceres tendría que abandonar el terreno de juego debido a una molestia muscular. Se convertiría en ese entonces en la segunda ausencia azulcrema, tras la baja de Guillermo Ochoa previo al arranque del juego.

El descanso parecía que llegaba como un bálsamo para el América para poder reajustar sus piezas, sin embargo al 52′ tuvo que volver a modificar su alineación, debido a la lesión de Emanuel Aguilera. El argentino salió de cambio y dejó en su lugar a Santiago Cáseres.

Previo a esta jugada, la polémica se había hecho presente, por una falta de Jiménez sobre Ignacio Rivero. El arquero al parecer había llegado tarde al balón y se había llevado al uruguayo, sin embargo el árbitro Jorge Antonio Pérez no señaló sanción alguna.

A partir de entonces, el Cruz Azul se adueñó del encuentro y se quedó cerca del gol del triunfo en varias ocasiones, mientras que el Piojo Herrera mandaría al campo a Federico Viñas, Leo Suárez y Andrés Ibargüen buscando matar el resultado en un contragolpe, aunque sin éxito alguno.

Ya en el ocaso del encuentro, Jiménez volvería a aparecer como el héroe americanista, tras rechazar un disparo de ‘Cabecita’ Rodríguez en el área, ante la marca de Luis Fuentes.