SE DISPARA CRIMEN Y VIOLENCIA DURANTE PANDEMIA EN EL ESTADO

34

CAMPECHE. A casi 6 meses de confinamiento derivado de la pandemia del coronavirus, la cifra de homicidios, delitos de secuestro y extorsión han ido en aumento, además de las lesiones dolosas y el robo a casa habitación; sin embargo, son el secuestro y el narcomenudeo, los que más se han triplicado durante el octavo mes del año, en el cual Carmen vivió sucesos tales como ejecuciones y amenazas por medio de granadas en diferentes
puntos de la ciudad.

La inseguridad y la impunidad, han creado una espiral de violencia que ha tundido tanto a Carmen como a Campeche, y la situación ha empeorado durante esta crisis sanitaria, más de 50 personas son víctimas de hechos violentos todos los días; aunque en los últimos años, la capital nunca había estado ajena al terror, en la actual administración de Carlos Miguel Aysa González, el modelo de seguridad pública ha resultado disfuncional.

Mientras que en el secuestro se consumaron dos eventos por primera vez en el año, ya que se había mantenido en cero; la privación de la libertad ocurrió en dos vertientes durante agosto, uno relacionado con extorsión y el otro se trató de un secuestro exprés; y en cuanto al narcomenudeo esta actividad ilícita se realiza de manera constante,
pero con pocos registros ante la falta de denuncias, aún así las cifras se han triplicado en menos de 30 días, ya que en el periodo mayo (4), junio (6) y julio (4) se contabilizaban 14 hechos, pero durante agosto la cifra alcanzó los 15 sucesos de tráfico y comercialización de estupefacientes.