PUENTE DE LA UNIDAD UNA BOMBA DE TIEMPO PARA ALEJANDRO MORENO

154

La bomba viene para el ex gobernador de Campeche Alejandro Moreno Cárdenas por su participación y encubrimiento de los desvíos y tráfico de influencia en el millonario gasto del Puente de la Unidad que es ya secreto a voces.

Hoy, el ‘flamante’ líder nacional del PRI y su equipo jurídico y político están concentrados, en como safarse de las investigaciones que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Fiscalía General de la República (FGR) por el fraude millonario del Puente de La Unidad.

Con “la verborrea” que le caracteriza, el ex gobernador del estado de Campeche, engaño a Javier Jiménez Espriú ex titular de la SCT federal (hoy fuera del gabinete), sobre la “necesidad” de concluir el Puente de la Unidad II, ya que con esto se cerraba un capítulo de corrupción y desvío de fondos federales por mas de 1 mil 700 millones de pesos de pesos argumentando la fragilidad y casi desmoronamiento del Puente I de la Unidad en donde a través de una
estrategia mediático indicaba que Campeche podría quedar incomunicado por esa ruta.

EL GRAN ENGAÑO A AMLO

No fue sino hasta qué se hizo público la denuncia de Emilio Lozoya cuando se descubrió las verdaderas intensiones de Alejandro Moreno Cárdenas para encubrir el desfalco millonario y del cual tenía conocimiento pleno de
este tráfico de influencias el ahora gobernador sustituto, Carlos Miguel Aysa, siendo tan grave el hecho que se prestó para manipular esta situación engañando las autoridades federales.

Todos pensaron que con la conclusión del Puente de la Unidad este millonario actos de corrupción había quedado en el olvido pero con las declaraciones ministeriales de Lozoya salió a la luz lo que verdaramente sucedió y lo
que quiso ocultar el ex gobernador de Campeche en la millonaria inversión del nuevo Puente de la Unidad.

Fue un gran montaje para hacer la estafa -dicen- pues simularon que el puente I estaba por caer, para forzar al gobierno de AMLO a “invertir” en la terminación del nuevo puente, que ya estaba pagado.

TRÁFICO DE INFLUENCIAS


En las declaraciones de Emilio Lozoya señala que el exdirector el dueño de Tradeco, Federico Martínez Urmenta, y su socio, del expresidente Carlos Salinas de Gortari, ejercieron presión sobre él para que modificara contratos y perdonara penalidades en obras que “presentaban quejas, retrasos e incumplimientos”; una de ellas,
el nuevo Puente de la Unidad en Ciudad del Carmen.

En la denuncia que interpuso ante la Fiscalía General de la República el 11 de agosto, Lozoya anotó que Federico Martínez buscó a Enrique Peña Nieto durante un viaje a Cali, Colombia, entre el 20 y el 24 de mayo de 2013, “y le dijo que ‘él y su socio Carlos Salinas de Gortari estaban operando para sumar al PAN y conseguir votos
para las reformas estructurales’”.

Debido a esto, agregó, Peña le pidió recibir a Martínez Urmenta. El “testigo colaborador” de la FGR agregó que, semanas después, Carlos Salinas buscó a su padre (Emilio José Lozoya Thalmann) para pedirle su ayuda y él recibiera
“a su amigo Federico Martínez”

EL ORIGEN DEL FRAUDE

Tradeco debía construir elvnuevo puenteven 600 díasvnaturales, esvdecir, un año 8 meses (debía entregarlo el
16 de mayo de 2014); sin embargo, debido al cúmulo de irregularidades e incumplimientos, el gobierno de Peña le rescindió el contrato el 20 de mayo del 2015.