“La Unión”, primer barco hundido de esclavos mayas en México

37

FOTOS: INAH

En Yucatan  hallan restos del primer barco para esclavos mayas en México que naufragó, así lo reveló el Instituto Nacional de Antopología e Historia (INAH), quien resaltó que “La Unión”, nombre con el que se bautizó a barco de vapor, se hundió en costas de Sisal.

Primer barco hundido que llevaba esclavos mayas

A dos millas náuticas (3.7 km) de este puerto en Yucatán, una historia poco conocida resurge gracias al trabajo de expertos del INAH , quienes como resultado de tres años exhaustivos de investigación revelaron restos del barco de vapor identificado como “La Unión”, el primero que hoy se sabe fue usado para el tráfico de esclavos mayas  que se hundió en el océano.

De acuerdo con este descubrimiento, se cree que entre 1855 y 1861, el barco llevó a Cuba un promedio mensual de 25 y 30 mayas capturados durante la Guerra de Castas o engañados con documentos falsos, el cual a pesar de la prohibición y los decretos que prohibían el tráfico de esclavos, se mantenía en actividades, hasta que un incendio el 19 septiembre de 1861 causó su hundimiento en su camino a Cuba.

Hallazgo revelador

El barco “La Unión” se localizó arqueológicamente en 2017, inicialmente nombrado “Adalio”, sin embargo, los datos encontrados, así como los restos llenos de historia que permanecieron bajo la arena, llevaron a los científicos del INAH a descubrir que el “Adalio” es, en realidad, el vapor “La Unión”.

Vendían cada esclavo en 25 pesos

Según los investigadores del INAH que participaron en este descubrimiento, el vapor “La Unión” perteneció a la empresa española Zangroniz Hermanos y Compañía, establecida en 1854 en La Habana, la cual, un año después, fue autorizada para comerciar en México, realizando travesías entre Sisal, Campeche, Veracruz y Tampico.

Usualmente llevaba a Cuba pasajeros de primera, segunda y tercera clase, junto con mercancía, como fibras de henequén, cueros curtidos, palo de tinte y pieles de venado. No obstante, sus mandos también estaban en contubernio con los esclavistas, quienes introducían en pequeños e insalubres espacios a los mayas que capturaban o engañaban.

Un año antes de su hundimiento, en octubre de 1860, el vapor había sido sorprendido en Campeche cargando 29 mayas, entre ellos niños y niñas de 7 y 10 años, pero el escarnio no acabó con el contrabando de “La Unión”.

La naviera Zangroniz Hermanos y Compañía estuvo activa durante algunos de los años más álgidos de la Guerra de Castas de Yucatán (1847-1901), en la que se enfrentaron indígenas y criollos por motivos vinculados al cobro excesivo de impuestos y el acaparamiento de las tierras de cultivo.