La saga de los autos veloces se expande a nuevas alturas

30

A más de 18 años del estreno de la primera película de la saga, llega Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw, el segundo spin-off de la franquicia, (sin contar Los Bandoleros, un cortometraje de Don Omar que se liga con las películas) siendo el primero Rápido y furioso: Reto Tokio.

Con tanta longevidad, esta saga ha logrado conseguir una gran cantidad de fansalrededor del mundo y con ese éxito, era obvio pensar en la expansión y de esa idea se desprende esta nueva entrega cargada de acción y destrucción.

Dejando muy atrás sus orígenes, en este filme acompañaremos a dos recientes personajes de la franquicia, una pareja dispareja formada por: Luke Hobbs (Dwayne The Rock Jonhson) introducido como un agente federal incorruptible, en la quinta película y a Deckard Shaw (Jason Statham), un exmiembro de las fuerzas especiales británicas, convertido en mercenario y  presentado como el villano de la séptima cinta, se le percibe  como una fuerza imparable capaz de pasar por encima de quien sea para lograr su venganza contra los protagonistas. Solían ser enemigos pero tras los eventos de la octava cinta, las cosas dan un giro y ahora, con personalidades diametralmente opuestas, deben unir fuerzas para detener a Brixton Lore (Idris Elba), un terrorista que amenaza al mundo entero y además cuenta con tecnología que lo vuelve prácticamente un superhombre.

Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw se estrena el 1 de Agosto y cuenta con las actuaciones de: la mexicana Eiza González, Vanessa Kirby y el luchador profesional de la WWE Roman Reigns, quien es primo de Dwayne The Rock Johnson en la vida real.