¿Quién ganó el debate?

Según los expertos y analistas, Andrés Manuel López Obrador dejó en evidencia y sin argumentos a sus contrincantes.

161

MARIO CAMPOS 
Andrés Manuel López Obrador ganó. No hizo nada especial. No aportó nada nuevo, pero con eso le basta. A dos días del arranque del Mundial y salvo que ocurra algo extraordinario, López Obrador será el próximo Presidente.

SAMUEL CANTÓN 
Ricardo Anaya ganó también el tercer debate, y es en torno a él que puede darse el Voto Útil contra Obrador, en los 17 días que faltan para la elección, sin que parezca amenazar la ventaja que las encuestas dan al tabasqueño. Al mismo tiempo, se confirmó que José Antonio Meade nunca alzó el vuelo, y que al PRI sólo le queda ahora tratar de evitar su derrota total, dando por perdida la Presidencia y concentrándose en defender las demás posiciones en juego. La parte jocosa corrió por cuenta de Jaime Rodríguez Calderón, al mencionar su “FBI” (Facebook Bronco Investigation).

RAMÓN ZURITA 
Anaya escuchó las palabras mágicas. “Ni a ti te voy a meter a la cárcel”, le dijo AMLO. Debate decepcionante. Perdón para Anaya, Meade y Peña enfrentarán a la justicia.

PEPE CHABLÉ 
El tercer debate presidencial mostró la desesperación de José Antonio Meade Kuribreña y de Ricardo Anaya Cortés, por bajar como puntero de la Elección Presidencial a Andrés Manuel López Obrador, a quien intentaron evidenciar de mal gobernante y de corrupto, mientras que el tabasqueño se mostró magnánimo con el panista, acusado de lavado de dinero hasta por el líder del Senado, Ernesto Cordero Arroyo. López Obrador fue más contundente con los anuncios de inversión en educación, salud, ciencia y tecnología, proponiendo como directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología a la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, Premio Nacional de Ciencias 2017. Meade y Anaya con sus propuestas se reafirmaron en el tercer y segundo lugar en la Elección Presidencial, respectivamente.

OCTAVIO NOVELO 
Obrador sale como entró, a la cabeza de las preferencias. Meade no puede avanzar, su pasado es su mayor problema. Anaya, agresivo, la Seido ya está detrás de él. De las propuestas muy poco se saca en claro. Los conductores del debate hicieron alarde de protagonismo De no haberse realizado no hubiera pasado algo.

RAFAEL LORET 
Es claro que los momios no se moverán. Anaya pasó a la ofensiva y ganó el debate, logrando salir un poco del pantano, mientras Andrés dejaba sin respuesta dos importantes acusaciones: sus ligas con la maestra Gordillo y los contratos a la empresa de Riolobos. Meade no pudo entrar nunca al circuito aunque lo intentó, y El Bronco sólo nos quitó el tiempo. En resumen, nadie podrá alcanzar a Andrés, y éste saldrá victorioso el primero de julio. Según los expertos y analistas, Andrés Manuel López Obrador dejó en evidencia y sin argumentos a sus contrincantes.