LiFi, la conexión a la velocidad de la luz

Se trata de un sistema de conexión inalámbrica bidireccional y de alta velocidad, fue conocido por primera vez en 2001

276

¿Quién necesita una red wi-fi para acceder a la red cuando solo con prender un foco podrías navegar cuanto quieras y probablemente con mayor velocidad?

El concepto LiFi (Light Fidelity), es un sistema de conexión inalámbrica bidireccional y de alta velocidad que fue conocido por primera vez en 2001. A pesar de ser similar al wi-fi se diferencia radicalmente al usar ondas de luz en lugar de ondas de radio para transmitir los datos.

La filial de iluminación inteligente, Philips Lighting, anunció durante la Feria Light + Building que se realizó en Fráncfort, Alemania, entre el 18 y 23 de marzo, la implementación de un proyecto piloto en Francia para probar esta tecnología. La compañía de inversión inmobiliaria francesa Icade ha sido la encargada de testearla en sus oficinas inteligentes en París.

“No es ciencia ficción, esto ya es una realidad”, dijo Eric Rondolat, CEO de Philips Lighting, durante el evento, en el que se presentó el LiFi como una alternativa al wifi.

Según Philips, con LiFi se apunta a un alcance 10.000 veces mayor que el del wifi, con una conexión más segura y evitando la congestión de las frecuencias de radio, que en ocasiones produce lentitud. Este sistema brinda conexión de banda ancha de 30 Mb por segundo sin comprometer la calidad de la iluminación y garantiza además un ahorro eléctrico del 80 por ciento, según la compañía.

Los usuarios, dice Philips, podrían ver simultáneamente varios videos de calidad HD mientras al mismo tiempo hacen una videollamada. También se espera que esta tecnología garantice una conexión mucho más eficiente de los dispositivos que hacen parte del internet de las cosas (IoT).

“Mientras las frecuencias de radio se congestionan, el espectro de luz visible es un recurso sin explotar con un gran ancho de banda adecuado para la conexión simultánea estable de una amplia gama de dispositivos de internet de las cosas”, dijo Olivia Qiu, jefa de la oficina de Innovación de Philips Lighting.

“Seguimos garantizando eficiencia de energía y al mismo tiempo podemos transmitir información”, agregó Rondolat.

En primer lugar, cada lámpara está equipada con un módem que modula la luz a velocidades imperceptibles para el ojo humano. Las luminarias deben estar conectadas a Ethernet, un estándar de redes de área local. Una vez la luz se prende, es detectada por una llave USB, que está conectada al dispositivo y empieza a transmitir datos.

Luego el adaptador se encarga de devolver la información a la luminaria mediante un enlace infrarrojo.

Esta tecnología ya está incorporada específicamente en las luces LED Coreline de la compañía y, según explicó Rondolat, aunque por el momento se requiere de dispositivos especiales, se espera que en el futuro el sistema ya venga incorporado en los computadores. Por el momento, bajo una única fuente de luz, se pueden conectar hasta 15 usuarios.

Con información de El Tiempo