La natación, un deporte completo

Es ideal para quienes están empezando; muy completo para deportistas habituales, ya sea en piscina o en aguas abiertas.

102

Tal vez has escuchado que la natación es el deporte más completo, y lo es porque es un ejercicio aeróbico en el que se ven implicados dos tercios de los músculos del cuerpo que potencian la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Además, se puede practicar a cualquier edad, el riesgo de lesiones es menor, y su práctica habitual tiene beneficios para el cuerpo a medio y largo plazo. Lo mejor es que se adapta a los distintos niveles de forma, ideal para quienes están empezando, y es un ejercicio muy completo para deportistas habituales, ya sea en piscina o en aguas abiertas.

ALGUNOS BENEFICIOS

BAJO IMPACTO EN HUESOS Y ARTICULACIONES
Al sumergir nuestro cuerpo en el agua para la práctica deportiva, éste “pesa menos”, se rige por el principio de la flotabilidad, y no recibe el impacto del asfalto o superficies.

MAYOR FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD
Al nadar usamos la mayoría de los grupos musculares, tanto el tren superior como el inferior, además del tronco y cabeza, y los músculos se tonifican y fortalecen.

QUEMA GRASAS
En óptimas condiciones y según la intensidad a la que se practique, con la natación se pueden quemar entre 500 y 600 calorías por hora. Por ello es habitual para quienes quieren perder peso.

CONTRA ENFERMEDADES CRÓNICAS
Ejercicio aeróbico de intensidad baja, que se hace en períodos más largos, así ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre, y produce mayor sensibilidad a la insulina.

MEJORA DEL SISTEMA RESPIRATORIO
Aprender a respirar es el primer paso para disfrutar de la natación; con cada brazada y con cada toma de aire se favorece al sistema respiratorio.

BENEFICIOS NEURONALES Y COGNITIVOS
Nadar pone en marcha los dos hemisferios y los cuatro lóbulos del cerebro, lo que parece conllevar a mayor cognición; además, se producen enlaces neuronales.