China hace historia: su sonda desciende en cara oculta de la Luna

Una nave espacial china efectuó el jueves el primer alunizaje exitoso en la cara oculta de la Luna.

15
(Agencias)

PEKÍN, CHINA. El cohete Long March 3B, a bordo del que viajaba la sonda lunar, despegó el 8 de diciembre del centro de lanzamiento de satélites Xichang, en el sur de China

Una nave espacial china efectuó el jueves el primer alunizaje exitoso en la cara oculta de la Luna, indicaron medios estatales del país.

El explorador lunar Chang’e se posó sobre la superficie del satélite a las 10:26 de la mañana, dijo la Televisión Central de China en un breve anuncio en su noticiario de mediodía.

La cara oculta de la Luna nunca se ve desde la Tierra y está relativamente inexplorada.

El pionero alunizaje demuestra las crecientes ambiciones chinas como potencia espacial. En 2013, la sonda Chang’e 3 fue la primera en llegar a la superficie lunar desde la Luna 24, de la Unión Soviética, en 1976.

China, alunizaje, luna, cara, oculta, espacio

La misión de la Chang’e 4, que cuenta con un rover, incluye observaciones radioastronómicas de baja frecuencia y estudios sobre la estructura y composición mineral del terreno.

El cohete Long March 3B, a bordo del que viajaba la sonda lunar, despegó el 8 de diciembre del centro de lanzamiento de satélites Xichang, en el sur de China.

El pasado mayo se lanzó un satélite de transmisiones, el “Queqiao” o “Puente de Magpie” que recibe su nombre de un antiguo cuento popular chino, para dar soporte a las comunicaciones entre la nave y la Tierra.

China, alunizaje, luna, cara, oculta, espacio

China planea mandar su nave Chang’e 5 a la Luna el próximo año y hacer que regrese a la Tierra con muestras, la primera vez que ocurriría desde 1976.

La importancia de la misión de la Chang’e-4 radica en que el sector lunar al que está dirigido tiene una composición diferente a los sitios que ya fueron explorados. Yingzhuo Jia, de la Academia de Ciencias de la Universidad de China, y su grupo de trabajo detallaron que, además de estudiar el lado oscuro de la Luna, intentarán realizar un estudio radioastronómico de baja frecuencia de la superficie y análisis topográficos y de la composición mineralógica de la región a la que llegará el ‘rover’.