Tenía 14 años y muere de diabetes; su madre se negó a tratamiento

Emily de 14 años murió por complicaciones propias de la enfermedad a principios de noviembre del año pasado.

39
(Internet) La diabetes sino es tratada puede conducir a la muerte.

CHICAGO, ESTADOS UNIDOS. Una mujer en Illinois es acusada de dejar que su hija de 14 años muriera por haber ocultado e ignorado el diagnóstico de diabetes que la niña recibió cinco años atrás.  Amber Hampshire madre de la adolescente se entregó por propia cuenta a las autoridades y fue acusada de homicidio involuntario.

Emily, murió por complicaciones propias de la enfermedad a principios de noviembre del año pasado y en la justicia local determinó que Hampshire de 39 años es culpable de su muerte ya que siempre supo sobre su diagnóstico y se negó a proporcionarle la medicación necesaria a pesar de que aún siendo niña su hija había experimentado ya una cetoacidósis diabética.

El pasado 2 de noviembre, las autoridades respondieron a una llamada de emergencia y encontraron a Emily en su casa con problemas para respirar y sin poder hablar. Los paramédicos determinaron que estaba sufriendo un paro cardíaco así que la trasladaron a un hospital local. Después, fue llevada al Hospital de Niños Cardenal Glennon en St. Louis, donde murió el 3 de noviembre.

“No podemos comprender por qué una madre cometería este tipo de acto para poner a su hija en un peligro tan grande, cuando el tratamiento y el apoyo estaban disponibles”, dijo el Fiscal del Estado de Madison, Tom Gibbons.

Aún se desconocen las causas que habrían llevado a la madre de Emily a tomar estas acciones que concluyeron de manera trágica.