Asaltantes queman casa para no ser detenidos y mueren calcinados

En Guadalajara, dos delincuentes murieron quemados dentro de una vivienda; dos más fueron rescatados.

71

GUADALAJARA, JALISCO. Dos asaltantes murieron quemados en el baño de una vivienda en la que se habían refugiado tras despojar de 500 pesos al despachador de una gasolinera.

De acuerdo con los reportes, el incendio se suscitó debido a que los hoy occisos, junto con otros dos cómplices, prendieron fuego a la vivienda para evitar ser detenidos, pero ya no pudieron salir.

Los hechos ocurrieron a las 6:55 horas del domingo, cuando un grupo de cuatro sujetos asaltó al despachador de un expendio de gasolina que se ubica en las calles Federalismo y Maestros, mismos que escaparon a bordo de una camioneta en color blanco.

De ese hecho fueron enterados policías tapatíos, los cuales a unas cuadras detectaron el vehículo e iniciaron la persecución.

Los cuatro individuos al ver que la puerta de una vivienda, situada en Chihuahua y Tabasco, en la colonia Guadalupana, se encontraba abierta, se introdujeron para resguardarse y evitar ser detenidos. Sin embargo, los moradores comenzaron a pedir ayuda. Para entonces la policía ya se encontraba en ese lugar.

Al sentirse acorralados, los sujetos amenazaron con machetes a los habitantes y pusieron alambre a la puerta para que está no se abriera y posteriormente incendiaron el lugar. La situación salió de control y los cuatro presuntos delincuentes ya no pudieron salir al estarse quemando el inmueble.

Ante esta situación, los uniformados reaccionaron de manera oportuna de tal forma que por la parte trasera rescataron de entre las llamas a los dos habitantes, así como a dos de los cuatro maleantes. Los otros dos ladrones optaron por continuar en el interior para no ser detenidos; para entonces el fuego ya había consumido la mayor parte de lo que había en el interior, por lo que su dimensión impedía a los gendarmes ingresar.

Bomberos de Guadalajara se presentaron a combatir el incendio y una vez sofocado, encontraron en el baño a los dos asaltantes. Estaban muertos y tenían quemaduras en el 80% del cuerpo, se calcula tenían de 25 y 30 años, los cuales no fueron identificados.