Tienen como basurero el Palacio Federal

324
Integrantes del Freciez se encuentran instalados en campamentos improvisados en el Palacio Federal.

CAMPECHE. Hartos de las manifestaciones, la ciudadanía se queja de los campamentos que llevan más de una semana instalados en el Palacio Federal.

“Tenemos que aguantar olores fétidos al pasar, además de soportar la basura que dejan tirada y los tendederos improvisados de la ropa que lavan”, indicaron.

Marisa Montes, ciudadana, señaló su molestia al externar que los manifestantes obstruyen el paso hacia las oficinas federales, donde asisten decenas de personas diariamente a realizar sus trámites.

Comentó que no es posible que la ciudadanía tenga que aguantar las pésimas condiciones en las que se encuentra los alrededores del edificio, además que los manifestantes obstruyen el paso, perjudicando a los trabajadores.

Finalmente, señaló que espera que los integrantes del Freciez se tomen el tiempo de recoger la basura que generan.

MANIFESTACIONES DEL FRECIEZ

No es la primera vez que Luis Antonio Che Cu amenaza y paraliza las calles. Por conseguir lo que quiere, no le importa perjudicar a los demás.

Los ciudadanos afirman que ya no se les hace extraño, que en pleno arranque de campaña electoral, Che Cu comience a movilizar gente y manifestarse. Lo entienden como un llamado ególatra, para que no olviden que él fue candidato a la gubernatura.

“Qué casualidad que a unos días del primer debate presidencial, él (Luis Antonio Che Cu) empiece a hacer sus desmanes”, afirmó Alejandro Vargas, ciudadano.

EL REVOLTOSO

La imagen que tienen los campechanos de Che Cu es del “revoltoso”; y es que cuando a un ciudadano le pregunta qué recuerda del líder del  Frente Campesino e Indígena Emiliano Zapata (FRECIEZ), mencionan las manifestaciones e irrespetuoso para con los transeúntes.

“Pues es el que arrancó el busto de Juan Camilo (Mouriño) y se pusieron a bailar”, mencionó el ciudadano José Romero.

Todos lo recuerdan cuando el 14 de diciembre de 2012, él junto con sus simpatizantes derribaron el busto de bronce del extinto secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño.

A golpes la tiraron de su lugar y colocaron una cabeza de cochino con la leyenda “Viva Jacinto Canek”.

En enero de 2015, el manifestante y su grupo, tomaron las oficinas de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), por más de cuatro días.

Además de que cada año, realiza manifestaciones en las calles y toma el Palacio Federal como hotel itinerante, con el fin de conseguir lo que quiere: llamar la atención.

 

 

  • “No es posible que estas personas sigan obstruyendo el paso”.

Marisa Montes

Ciudadana

  • “Tienen tomadas las instalaciones del Palacio Federal, manteniéndola como un basurero con sus campamentos”

Lourdes Chan

Ciudadana