Se desploman las ventas de los carniceros

22
Otro motivo por el cual no repuntan sus ventas es por la competencia desleal, de las grandes tiendas comerciales.

Para los comerciantes de la carne roja, el periodo de la Cuaresma representa una notable disminución en las ventas. Los carniceros del Mercado “Alonso Felipe de Andrade” (AFA) manifestaron que han dejado de vender el producto desde un 40 hasta 60 por ciento.

Al haber transcurrido la primera mitad de la cuarentena cuaresmal, los comerciantes del ramo de las carnicerías, ya comienzan a resentir una considerable reducción en sus ventas, pues gran parte de la comunidad católica acostumbra consumir menos carnes rojas durante esta temporada, cumpliendo con la penitencia que tradicionalmente les impone su religión.

“La venta de carne ha bajado hasta en 60 por ciento. La gente prefiere consumir pollo y pescados en estas fechas, cada año es la misma situación, de por sí en tiempo normal la venta es pésima, ahora estamos peor”, comentó el locatario José López.

Asimismo, Andrés Manuel García, otro de los locatarios del mismo giro, mencionó que la venta de la carne roja baja como un 40 por ciento en la época de la Cuaresma, pero la caída fuerte se registra los viernes. Por otra parte, aseguró que en lo que va del año los productos cárnicos no han registrado ningún incremento.

“Los viernes es cuando peor nos va, de hasta 50 y 60 por ciento, pero igual desde que empieza la Cuaresma hasta que termina sí baja un 40 por ciento la venta. En estas épocas nos tenemos que preparar y meterle dinero bueno al malo porque para esta fecha tenemos que sacar de los ahorros para la luz y los demás gastos. Pero sí es considerable el bajón que se nos da”, expuso.

De la misma manera, explicaron que la peor parte para ellos, en cuanto a ventas, es en la Semana Santa, pues desde el jueves muchas personas evitan comprar carne, por lo que muchos deciden no abrir esos días sus negocios.

“Lo tomamos como una pequeña vacación, pero no es así la realidad es que durante la Semana Santa, casi no nos compran carnes, ni jueves, viernes y sábado, por lo mismo de la tradición, esos días si vendemos 300 pesos es mucho”, indicaron.

Finalmente dijeron que otro motivo por el cual no repuntan sus ventas es por la competencia desleal, otro principal factor, debido a que las grandes tiendas comerciales venden carne más barata, pero de menor calidad.

Han dejado de vender el producto desde un 40 hasta 60 por ciento.