Ex trabajadores de Oceanografía denuncian a la naviera

79
Luego del proceso legal que enfrenta, Oceanografía sin responder por sus barcos.

Ex trabajadores de la empresa Oceanografía S.A. de C.V., denunciaron ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a la naviera por los cinco barcos encallados en la Isla, debido a que están   generando contaminantes en todo el litoral.

Rafael Serrano Frías, líder del grupo de ex trabajadores de la empresa, indicó que se denunció ante ambas instancias por delitos contra el ambiente, ya que el óxido de los fierros y algunos combustibles que aun contienen las embarcaciones caen al mar dañando gravemente la biósfera carmelita.

Comentó que aunque no tienen tripulación, estas naves tienen combustible y si se oxidan o dañan se regaría en el mar causando mortandad y contaminación, por lo que es necesario que sean retiradas antes de causar una afectación mayor, aunado que brindan mal aspecto.

“Nosotros ya presentamos las denuncias y demandaremos ante la PROFEPA y SEMARNAT, ya que están contaminando, esos son crímenes y delitos federales que deben ser pagados. Esto debido a que quedan algunos aceites en las embarcaciones que caen al mar, asimismo por los mismos efectos de la corrosión que destruyen los fierros haciéndolos caer al lecho marino, las sustancias que desprenden son lo que contaminan y las piezas pequeñas pueden ser comidas por los peces y hasta delfines”, explicó.

La denuncia de los trabajadores contribuirá a una solución que evite se sigan contaminando las aguas.

EN EL ABANDONO

Cabe mencionar que dichas embarcaciones no pueden ser movidas, al estar en garantía con acreedores de la empresa y al mismo tiempo encontrarse embargados por los ex trabajadores, lo que solo provoca que poco a poco vayan desapareciendo.

Las embarcaciones encalladas en playas carmelitas son “Titán II” a causa de la falta de mantenimiento y a los efectos del frente frio número 35 en febrero de 2016, se encuentra ubicado frente a las playas de Bahamita y no se ha retirado por su peso.

Le siguen “Endeavour Zafiro” y “Caballo Azteca”, que desde 2017 encallaron frente a las costas de la colonia Tierra y Libertas y de Sabancuy sucesivamente debido a la falta de diésel y por los fuertes vientos del frente frio número 14 y finalmente “Caballo de Trabajo” que en octubre de ese mismo año quedó varado, ante la falta de combustible.

Otros ejemplos en otros lugares son el barco Caballo Maya, valuado en unos 150 millones de dólares, se oxida desde hace cuatro años en el puerto de Veracruz y Caballo Marango, que se encuentra en la misma situación en el puerto de Campeche.

EL MARCO LEGAL

Según el Código Penal Federal de delitos contra el ambiente y gestión ambiental dice, “se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días multa al que ilícitamente, o sin aplicar las medidas de prevención o seguridad, realice actividades abandono o realice cualquier otra actividad con sustancias consideradas peligrosas por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables, radioactivas u otras análogas, que cause un daño a los recursos naturales, a la flora, a la fauna, a los ecosistemas, a la calidad del agua, al suelo, al subsuelo o al ambiente” y además se sumaran tres años más de pena si estos hechos se realizan en algún área protegida, bien sabido que, la Laguna de Términos es un área protegida.

Finalmente dijo que están esperando a que las dos instancias den inicio a las investigaciones y a que les den alguna resolución, “Las instancias deben estar averiguando que es lo que está sucediendo, porque están contaminando el litoral en Ciudad del Carmen y en otros lugares, deben ser remolcados cuanto antes de que sigan causando daño”, concluyó.