Gerardo Ulloa, consigue octavo oro para México

El ciclista mexicano dominó la prueba de montaña desde el inicio, en los ascensos el esfuerzo fue mayúsculo.

16

Siete giros de 4.2 kilómetros cada uno parecieron pocos para el mexicano Gerardo Ulloa Arévalo, quien dominó la prueba de Ciclismo de Montaña desde el inicio, a pesar de algunas dudas en el trayecto, sobre todo, en los ascensos, en donde el esfuerzo fue mayúsculo.

El mexicano, quien el año pasado también se agenció el oro en los Centroamericanos de Barranquilla 2018, se montó en su bicicleta con seguridad de vencer a sus rivales, quienes poco a poco se quedaron y lo dejaron que se fuera casi en solitario.

La concentración que Ulloa Arévalo ha tenido en Europa, en donde ha participado en varias etapas del serial de la Copa del Mundo de MTB, fue vital para llegar sobrado en esta justa, la cual para los ciclistas de América es la antesala a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Los colombianos Cristian Aranzazu y Leonardo Páez exigieron un poco al mexicano, quien no dudó en ampliar su ventaja para buscar la histórica medalla. Previo a su victoria, su compatriota Daniela Campuzano también hizo lo propio, él no quiso quedarse atrás.

El brasileño Henrique Da Silva y el chileno Martín Vidaurre trataron de hacer daño, pero sin conseguirlo, ya que Ulloa ya estaba sobrado y con todo el aliento para entrar, casi con dos minutos de ventaja, sobre sus más cercanos perseguidores.

El Circuito Morro Solar fue un escenario propicio para su batalla en la cual supo sembrar a sus contrincantes. El presidente de la Federación Mexicana de Ciclismo (FMCI), Edgardo Hernández, atinó en decir que lo hecho por Gerardo Ulloa fue más que merecido, ya que tuvo una competencia inteligente.

Al final, el originario de Jalisco detuvo el crono en 1:25:03 horas para llevarse el primer título panamericano del ciclismo de montaña para México desde que este deporte incursionó en el programa de esta justa en Mar del Plata 1995.

La plata fue para el brasileño Henrique Da Silva, quien hizo el recorrido en 1:27:08 horas, y el bronce quedó en manos del chileno Martín Vidaurre, con 1:27:31.

Ulloa tuvo un momento alucinante este domingo, ya que muy sobrado y con una energía endemoniada en las piernas, impuso sus condiciones para coronarse como el mejor de América.