Creó Naasón una marca con su imagen y nombre

El líder de la Luz del Mundo los registró para vender desde papel hasta máquinas de escribir.

29
Fieles han denunciado discriminación por su creencia.

Con el objetivo de poder comercializar su imagen y nombre como marca para productos de papel, fotografías, artículos de oficina y máquinas de escribir, Naasón Joaquín García, líder de la iglesia evangélica La Luz del Mundo -hoy preso en California, EU, acusado de tráfico de personas, pornografía infantil y otros delitos- registró su imagen y nombre ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En el expediente 1611234, se detalla que el líder religioso presentó una solicitud ante el IMPI el 19 de mayo de 2015 para que nadie, a excepción de él, pudiera comercializar productos con su imagen.

En la larga lista de productos que Joaquín García solicitó al Instituto está poder usarlo en materiales didácticos, clichés de imprenta (excluyendo pinceles), material de artistas, adhesivos, así como productos para encuadernación.

También solicitó el registro para usarlo en artículos de papelería, cartón y encuadernación. En el archivo se detalla que el líder religioso pagó 2 mil 671 pesos por la solicitud.

Conocido como el “Apóstol de Jesucristo”, Joaquín García nació el 7 de mayo de 1969 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, y desde los 14 años se ha dedicado al servicio religioso dentro del culto que su abuelo, Eusebio Joaquín González, fundó en 1926.

En 2014, a los 45 años, Naasón García asumió la batuta como presidente internacional de la institución, después del fallecimiento de su padre, Samuel Joaquín Flores, quien fue líder durante 50 años de su comunidad religiosa.

A pesar de ser un hombre con miles de seguidores, “el hermano Naasón” ha sabido mantener su vida privada al margen del ojo público.

La tarde del 4 de junio el líder de esta iglesia fue detenido en EU por presunto tráfico de personas, pornografía infantil y otros delitos. En la denuncia penal se apunta que Joaquín García y sus coacusados cometieron 26 delitos graves en el sur de California.