Descubren abejas viviendo en el ojo de taiwanesa

Los cuatro insectos estaban alojados en el párpado, lo que le provocó un dolor insoportable y recurrió al médico.

80

Una mujer taiwanesa de 29 años se sorprendió al saber que lo que creía que era una infección en el ojo, que le provocaba un dolor insoportable, en realidad se trataba de cuatro abejas.

Sentía mucho dolor y no podía dejar de llorar, y su problema se ponía peor, informó CTS News.

La mujer, identificada por su apellido He, recibió tratamiento en el Hospital Universitario de Fooyin en Taiwán, pero los médicos no encontraron una infección bacteriana.

Mientras observaban sus ojos a través de un microscopio, Hung Chi-ting, el jefe de oftalmología del hospital, presenció algo que no había visto antes: patas de insectos que se movían en una de las cuencas del ojo.

De ella sacó una pequeña abeja, conocida como Halictidae o “abeja sudorosa”. Y aún estaba viva. Siguió así hasta extraer cuatro abejas del párpado de la mujer.

Esos pequeños seres se habían estado alimentando de sus lágrimas, dijo el médico en una conferencia de prensa la semana pasada, y luego describió el extraño diagnóstico médico como un “mundo primero”.

Las abejas habían formado su hogar bajo el párpado de la mujer. Se sospecha que todo comenzó un día antes de que comenzaran las molestias, la joven taiwanesa participaba en el festival de Qingming, también conocido como el Día de Barrido de Tumbas.

“Estaba visitando y ordenando la tumba de un pariente con mi familia”, dijo a los reporteros. “Estaba en cuclillas y arrancando malezas”, cuando sintió que algo se le metía en el ojo.

Se lavó con agua y no se frotó los ojos durante el resto del día. No pensó mucho en eso hasta que sus ojos comenzaron a hincharse esa noche y experimentó el dolor que la hizo llorar.

Es probable que estos insectos estuvieran cerca de He, ya que tienden a anidar cerca de tumbas y en las montañas. El médico Hung se dijo aliviado de que la mujer no se frotara los ojos cuando el dolor empeoró pues podría haber empeorado su condición y potencialmente haber provocado incluso ceguera.

Con información de Infobae