Lo que debes saber sobre el aborto

Un aproximado de 6.5 millones de abortos inducidos ocurrieron en América Latina entre 2010 y 2014.

366

Tus ojos vieron mi embrión, en tu libro se escribieron todos los días cuando no existía ni uno sólo de ellos.” Salmo 139:16.

1. El aborto es definido como “la muerte del feto humano antes de nacer, provocada directa y deliberadamente en cualquiera de los momentos biológicos del proceso de gestación. Se estima que entre los años 2010 y 2014, un aproximado de 6.5 millones de abortos inducidos ocurrieron en América Latina.

2. El aborto es un asesinato, toda nueva vida comienza al momento de la concepción. Biológicamente, si algo tiene metabolismo y crece está vivo.

3. El número de niños asesinados por aborto cada año empequeñece el Holocausto y otros horrores homicidas de la historia. Aproximadamente 3,300 niños son asesinados por aborto cada día en EU.

4. La Convención Americana de los Derechos Humanos establece: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”. El aborto es una violación a esta declaración.

5. El aborto es despiadadamente violento. El método más utilizado para la realización de abortos es el de succión, y se realiza entre las primeras 5 y 13 semanas de embarazo. Este método utiliza una pequeña aspiradora, que succiona y despedaza.

6. Niños con latidos del corazón, ondas cerebrales, y sistemas nerviosos tienen la capacidad de sentir dolor. Estudios y aún testimonios de médicos ex-abortistas han demostrado que, a partir de las 8 semanas de gestación, el bebé ya tiene receptores de dolor; a las 20 semanas de gestación, el bebé reaccionará a estímulos de dolor como un adulto lo haría.

7. Bíblicamente, el aborto es una violación al mandamiento de no matarás (Éxodo 20:13); es un asalto a la vida que está siendo formada por el mismo Dios en el vientre (Salmo 139:13; Job 31:15); es una desobediencia al mandato de rescatar y proteger al débil y al necesitado (Salmo 82:3-4); y es un afrenta a la autoridad de Dios como autor y dueño de la vida.

8. Cada persona tiene el derecho de tomar decisiones sobre su vida; sin embargo, desde el momento de la concepción, el ser humano que se desarrolla en el vientre de una mujer es espiritual y biológicamente diferente a su madre. Por lo tanto, los derechos de la madre llegan hasta donde comienzan los derechos del ser humano que se encuentra en su vientre.