No habrá más guerra en la Península de Corea.

Después de que ambos líderes se reunieran por primera vez en la línea de Demarcación Militar, dentro de la Zona Desmilitarizada que separa los dos países, se ha mantenido la buena voluntad en sus promesas.

297

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, y el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, concretaron hoy un encuentro histórico en la Casa de la Paz, en Panmunjom. Tras siete decadas de hostilidades los líderes de la Península declararon el final oficial de la Guerra de Corea y buscar la completa “desnuclearización” de la Península.

“No habrá más guerra en la Península de Corea. Con esta declaración abrimos una nueva
era de paz”, dijo el presidente surcoreano en un discurso junto a Kim Jong Un, al termino de la reunión.

Tal y como recoge el comunicado, el Sur y el Norte, reafirmaron su acuerdo de no
agresión y que no usará ninguna forma de fuerza contra el otro. Una declaración de
intenciones encaminadas a rebajar la tensión militar que han vivido las dos Coreas en
los últimos años por los ensayos nucleareas y de misiles del régimen estalinista de
Pyongyang.

AFP PHOTO / Korea Summit Press Pool / Korea Summit Press Pool

Después de que ambos líderes se reunieran por primera vez en la línea de Demarcación
Militar, dentro de la Zona Desmilitarizada que separa los dos países, se ha mantenido la
buena voluntad en sus promesas.

“Espero que iniciemos conversaciones francas y que alcancemos un acuerdo audaz para
que podamos darle un gran regalo a todo el pueblo Coreano y a la gente que quiere paz”,
dijo Moon.

Por su parte, Kim Jong Un planea discutir honestamente con Moon Jae todas las cuestiones que surjan para mejorar las relaciones intercoreanas y alcanzar la paz, la prosperidad y la reunificación de la Península de Corea.

“Alcanzar un acuerdo de “desnuclearización” en un momento en que los programas nucleares y de misiles intercontinentales (ICBM) de Corea del Norte están tan avanzados va a ser fundamentalmente diferente de la naturaleza de los acuerdos alcanzados en la década de 1990 y a principios de 2000. Esto es lo que hace esta cumbre más difícil”, explicó Im Jong Seok, jefe de la presidencia surcoreana.

Tras ofrecer una charla de anécdotas divertidas en una ceremonia repleta de gestos
simbólicos, el encuentro ha culminado con un abrazo entre Moon y Kim que sella el acuerdo alcanzado en la histórica reunión.

El presidente Estadounidense Donald Trump, celebró la cumbre entre los líderes de Corea
del Norte y del Sur atraves de varios tweets

Las dos Coreas intentarán este año poner fin a la guerra de forma permanente y para ello tratarán de reunirse con los Estados Unidos y quizá también con China “con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido”.