Riña acaba con amenazas de muerte

164
El joven herido fue auxiliado por elemento de la Cruz Roja.

CD DEL CARMEN. El aumento de la violencia en la Isla día a día va en aumento, antenoche la violencia se desató de nueva cuenta en la colonia Obrera, dejando como saldo de dos lesionados, un hombre y una mujer.

Una vez más la colonia Obrera volvió a resentir hechos violentos, ya que durante la madrugada un joven fue herido de gravedad en la cabeza, debido a un machetazo que le dieron, durante ese echo el sujeto perdió mucha sangre, por lo cual vecinos de la zona solicitaron la presencia de los elementos de la Cruz Roja, para brindarle auxilio.

Según datos policíacos recabados en el lugar, mencionan que se presentó una riña en la vía pública, donde vandalizó un vehículo estacionado sobre la calle, así mismo el cerco que divide el área perimetral del domicilio de un vecino del lugar.

El hecho se registró en la calle 53 “B”, entre calles 80 y 82 de la colonia Obrera, en la zona norte de la Isla Carmelita, zona de máximo índice delictivo.

Versiones de los vecinos que se percataron de esta situación señalaron, que la furia de una persona apodada “Lupillo”, salió a relucir, propiciándole un machetazo a un joven, ya que este había golpeado en la cabeza a una dama.

Al lugar llegaron unidades de la Policía Estatal Preventiva, (PEP), que reforzaron la seguridad de la zona, pues se podía apreciar un clima de mucha tensión entre vecinos y curiosos al lugar.

Ahí mismo los paramédicos de la ambulancia 053 de la Cruz Roja dieron los primeros auxilios al joven que recibió el machetazo, ya que este se encontraba bañado en sangre, posteriormente igual recibió brindaron ayuda a la dama que había sido golpeada por el muchacho, luego de ser valorada fue enviada al Hospital General Dra. María del Socorro Quiroga Aguilar, para una mejor atención médica.

El joven no pudo ser llevado al hospital debido que se quería vengar de la persona que le había dado el machetazo, este amenazó en el lugar que se vengaría del “Lupillo”, e iba a correr más sangre de la que tenía en la cabeza.

En el lugar, los uniformados de la PEP, solicitaron al “Lupillo”, para acudir ante la Vicefiscalía a denunciar, tal amenaza, ya que lo que le pasará, correría a cuenta del joven.